Caso Ayotzinapa no está en la agenda Obama-Peña, aclara la Casa Blanca

lunes, 5 de enero de 2015
WASHINGTON (apro).- El caso de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, Guerrero no está de manera de formal en la agenda de temas que abordarán este martes los presidentes Barack Obama y Enrique Peña Nieto, aclararon funcionarios de la Casa Blanca. En teleconferencia de prensa, explicaron que la reunión entre los dos presidentes se concentrará en la discusión de temas económicos, comerciales, de energía, educación, inmigración y Cuba. Además, acotaron que si en el encuentro se habla de derechos humanos y la situación que se vive en México, esto se hará en el contexto de los temas de cooperación en seguridad. “Lo que estaremos hablando es parte de una larga y continua conversación que hemos tenido en el diálogo con el gobierno de México, incluyendo asuntos de seguridad”, puntualizó uno de los funcionarios de la Casa Blanca. La respuesta surgió luego de que la prensa preguntara si Obama abordaría con Peña Nieto el caso de los normalistas de Ayotzinapa, y respecto de la carta que este lunes envió la organización Human Rights Watch (HRW) a Obama pidiéndole que presionara a su similar mexicano para abordar con más seriedad el asunto de los estudiantes desaparecidos. “Estamos enterados de la carta”, contestó el funcionario pero sin siquiera aclarar si habían tomado nota del contenido de la misiva. Del caso Ayotzinapa, los funcionarios de la Casa Blanca acotaron que el gobierno estadunidense considera que deben ser llevados ante la justicia todos aquellos quienes estén involucrados en el crimen. “Sabemos que el gobierno de México está tomando los pasos para llevar a cabo esta investigación, incluyendo el arresto de más de siete individuos sospechosos de haber estado involucrados en el crimen”, puntualizó el funcionario. En materia de seguridad, la Casa Blanca indicó que con el gobierno mexicano se trabajará para el mejoramiento de las instituciones judiciales y de la aplicación de la ley. También destacó que la cooperación con el gobierno de Peña Nieto es “muy buena”, e incluso fuera de las obligaciones bilaterales, como el combate al crimen organizado en el marco de la Iniciativa Mérida, se han dado buenos resultados. “Lo hemos visto en las capturas que ha logrado el gobierno de México de varios liderazgos y mandos medios del crimen organizado”, resaltó la Casa Blanca. El encuentro de los dos presidentes ocurre cuando en Washington la agenda no está volcada hacia México, pues justo este martes cuando Obama reciba a Peña Nieto se inicia la sesión de la nueva legislatura federal estadunidense, dominada por los republicanos. Por ello, las prioridades de Obama están concentradas en la política nacional y no en la agenda exterior, por lo menos no con México, de ahí que el tema de derechos humanos no sea prioridad del Ejecutivo estadunidense. En la agenda de la reunión está previsto un encuentro de ambos presidentes con miembros de su gabinete, y después un almuerzo de trabajo, con lo cual concluirá la visita de Peña Nieto. También se realizará una sesión de fotografías en la Oficina Oval y se permitirá sólo una pregunta a la prensa estadunidense y una a la mexicana. A la sesión de fotografías de ambos presidentes sólo podrán acceder 10 periodistas mexicanos y otros tantos estadunidenses. La Casa Blanca confirmó que el vicepresidente Joe Biden encabezará la reunión del Diálogo Económico de Alto Nivel, en donde se abordaran los temas económicos, de competitividad, laboral, comercial y de educación. Al encuentro, abundó, acudirá todo el gabinete de Obama, lo que destaca “la importancia económica” que tiene México para Estados Unidos. Por último, los funcionarios de la Casa Blanca dijeron que Obama pedirá a Peña Nieto que México juegue un papel de respaldo a la reapertura de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y la isla caribeña, con la idea de “promover que se den cambios positivos en Cuba”.  

Comentarios