El Vaticano: El Papa "tiene la firme intención" de visitar México

jueves, 8 de octubre de 2015
OAXACA, Oax., (apro).- El nuncio apostólico Christophe Pierre aseguró que pese a la violencia e inseguridad que priva en el país, no tiene la menor duda de que el Estado mexicano garantizará la visita del Papa Francisco en 2016. En el marco del primer aniversario de la Coronación Pontificia de la Virgen de Juquila, el representante del Vaticano en México destacó que el Papa “tiene la firme intención de venir, (aunque) no se tiene definida la fecha ni el programa de la visita. Se está trabajando con las autoridades federales y estatales que van a contribuir”. Añadió: “Ciertamente las condiciones las tiene (México). Y no es la primera vez que viene un Papa, entonces, no tengo duda (que se garantizará su seguridad). Los mexicanos siempre hacen las cosas muy bien”. La venida del Papa, subrayó, es una oportunidad para unir más la Iglesia y darle más dinamismo “para que tenga incidencia en nuestra realidad y en la realidad de este país”. Por lo pronto, adelantó que como nuncio apostólico ya ha tenido contacto con las autoridades del más alto nivel y han manifestado su alegría por la llegada de Francisco a México. “En el gobierno federal, en el parlamento y los gobernadores, todos quieren que venga el Papa, pero no va a poder visitar todo. Lo que es cierto es que el Papa es una persona muy sencilla y quiere ir al encuentro de la gente humilde en un pequeño coche”, advirtió. Sobre el aniversario de la Coronación de la Virgen de Juquila, cuy santuario –asentado en la Sierra Sur de Oaxaca– se encuentra ubicado en el tercer lugar a nivel nacional, dado que cada año asisten aproximadamente tres mil peregrinaciones con más de dos millones de fieles, declaró: “No es acto de piedad, sino de compromiso”. Prosiguió: “Eso viene del análisis de una situación de dificultad en esta sociedad y particularmente en Oaxaca, donde hay muchas fracturas y elementos que van contra la paz”. Con estos actos, abundó, la Iglesia busca comprometerse para trabajar desde su trinchera, y eso ha dado frutos porque en este aniversario se refrendó ese compromiso y nuevas personas hicieron un juramento y otros lo renovaron. “La Iglesia es presencia del señor a través de sus testigos, dentro de la realidad, para contribuir a la paz, la reconciliación y el bienestar de la gente”. Sólo falta mayor atención a los pobres, la justicia, el amor, la humildad y el servicio, así como disciplina para desterrar el individualismo, dijo Christophe Pierre.

Comentarios