Firma SCT crédito revolvente por 3 mdd para la construcción del nuevo aeropuerto

jueves, 8 de octubre de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) firmó un crédito revolvente por tres millones de dólares con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) y diversas instituciones financieras y crediticias, que utilizará para la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. En un comunicado, el titular de la dependencia, Gerardo Ruiz Esparza, destacó que la firma de ese empréstito demuestra la confianza que las instituciones financieras tienen en el país. Además, apuntó, es “muestra tangible de que la solidez y la estabilidad de la economía y las reformas estructurales del presidente Enrique Peña Nieto propiciaron que México se consolide como un atractivo destino para la inversión productiva generadora de empleos”. Por su parte, el director general del GACM, Federico Patiño, destacó la confianza y compromiso del medio financiero global con el país y explicó que el crédito dará vialidad y certidumbre al proyecto de la terminal aérea y permitirá condiciones óptimas para las acciones contempladas para los próximos años. Con el liderazgo de la SCT, el apoyo y coordinación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y el compromiso de las instituciones crediticias, dijo, se diseñó una estructura financiera sólida para optimizar el costo del proyecto. Dicha estructura establece que los flujos del actual y del futuro aeropuerto sirven para financiar el proyecto, al tiempo que permiten que los desembolsos se adapten al ritmo de ejecución de obra sin tener que pagar un costo financiero excesivo. De acuerdo con la SCT, el crédito firmado con el GACM representa la primera etapa de un financiamiento estructurado total por seis mil millones de dólares, y para lograrlo se llevó a cabo un proceso de selección transparente que evaluó la experiencia, presencia global y local, balance y capacidad de ejecución de las principales instituciones bancarias a nivel mundial. El subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela, detalló que se trata de una línea de crédito revolvente de siete años, lo que permite tener la flexibilidad necesaria para construir el nuevo aeropuerto, y permite que al momento que se vaya generando un saldo en el financiamiento, se lleven al mercado emisiones de bonos a largo plazo por seis mil millones dólares. A su vez, Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México, agradeció la invitación para financiar la obra de infraestructura más grande del país, y destacó el liderazgo del secretario Gerardo Ruiz Esparza, quien, subrayó, “propició el trabajo coordinado del sector público y las diversas entidades financieras nacionales y extranjeras”. Según Robles Miaja, la estructura financiera planteada tendrá el menor costo posible “y será un ejemplo para en el futuro lograr el financiamiento de obras de esta dimensión”. De igual manera, aseguró que el fondeo del proyecto demuestra la fortaleza la banca mexicana y su compromiso con el desarrollo del país.

Comentarios