Titular de la Fepade rechaza conflicto de interés; omite informar de asesorías al PRD

viernes, 4 de diciembre de 2015
MÉXICO, DF (apro).- El titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), Santiago Nieto Castillo, negó que exista un conflicto de interés en su designación ya que, asegura, cumplió con los requisitos legales y los adicionales de la convocatoria. Lo anterior luego de que el coordinador del PRD en la Cámara de Senadores, Miguel Barbosa, confirmó que en el currículum que por ley tenía que entregar para ser nombrado titular de la Fiscalía omitió mencionar que recibía un pago de 60 mil pesos por brindar asesoría a su grupo parlamentario. En respuesta a esa acusación, Nieto Castillo publicó una carta en la que afirma que el proceso de designación en el Senado para ocupar la Fepade “fue transparente y revisado por los senadores de todas las fuerzas políticas”. Menciona también que desde 2013 ha colaborado en distintas áreas con el Senado: se desempeñó como secretario Técnico para la Reforma Política y durante 2014 y hasta parte de febrero de este año como investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, cargo desde el que fue contratado por el Senado para desempeñar funciones de investigación y para impartir cátedra a senadores de varias fuerzas políticas. Explica que en ese marco suscribió diversos contratos de prestación de servicios profesionales en varios ámbitos: universitarios, partidistas, legislativos y gubernamentales. En su misiva el titular de la Fepade sostiene que la investigación jurídica de corte constitucional y la procuración de justicia electoral tampoco tienen colores partidistas. Además asegura que no milita en ningún partido. Barbosa citó una nota publicada hoy por El Universal según la cual Nieto Castillo firmó al menos tres contratos por más de un millón de pesos para asesorar al PRD en el Senado, antes de asumir el cargo de fiscal. “Como aspirante a la fiscalía en diciembre de 2014, Nieto Castillo, quien pidió una orden de aprehensión contra el exsubsecretario de Prevención del Delito de la Secretaría de Gobernación (Segob) y exvocero del PVEM Arturo Escobar, omitió su paso como asesor del grupo parlamentario perredista en la historia profesional que entregó al Senado”, consigna el impreso. Y agrega que cinco días antes de que fuera designado fiscal electoral, Nieto Castillo aún tenía vigente uno de los contratos para dar asesorías a la bancada perredista. De acuerdo con El Universal, el investigador de la UNAM Khemvirg Puente dijo que en la conducta de Nieto Castillo hay elementos que generan “suspicacia” por un posible conflicto de interés y, ante dudas de su independencia debe aclararlo de inmediato. El analista Juan Pardinas también consideró que puede existir dicho conflicto pero “la negligencia mayor sería la omisión de situaciones irregulares”. Si del trabajo de Nieto Castillo se deriva que persigue ciertos crímenes y omite otros “es una negligencia más grave que el conflicto de interés, ahí es una negligencia sobre su empleo”, dijo Pardinas al diario.

Comentarios