AMLO recrimina a Peña impunidad en saqueo a Tamaulipas

lunes, 16 de febrero de 2015
MATAMOROS, Tamps. (proceso.com.mx).- Andrés Manuel López Obrador acusó al gobierno federal de mantener impunidad en el saqueo al erario de Tamaulipas orquestado por los exgobernadores priistas Tomás Yarrington y Eugenio Hernández. “Dos exgobernadores de Tamaulipas, Yarrigton e Eugenio Hernández, están acusados por lavado de dinero en Estados Unidos, y las autoridades ya les quitaron propiedades y cuentas bancarias”, recordó el dirigente de Morena. Destacó que parte de esos fondos depositados en bancos de Texas provinieron del erario de Tamaulipas y el gobierno estadounidense se quedó con las cuentas bancarias a cambio de no encarcelar a los exgobernadores. “Peña Nieto y compañía no hacen nada para recuperar ese dinero que pertenece a los mexicanos”, denunció López Obrador. Tomás Yarrigton fue demandado en las cortes federales de Estados Unidos para requisarle alrededor de 7.5 millones de dólares en bienes inmuebles, cuentas de bancos y una aeronave. Eugenio Hernández, según los fiscales estadunidenses, recibió sobornos del grupo criminal “Los Zetas” y ese dinero fue lavado en bancos texanos por el empresario Guillermo Flores Cordero, originario de Torreón, Coahuila, quien mantenía cuentas por alrededor de 30 millones de dólares. López Obrador ofreció una rueda de prensa el domingo por la noche en la plaza de Matamoros, después de concluir una breve gira por el estado que incluyó a los municipios de Reynosa y Río Bravo. López Obrador arrancó la mañana del domingo en las conflictivas ciudades de Reynosa y Bravo. Ofreció mítines para los militantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en los que abordó la situación política y económica social del estado y de la República Mexicana. Simpatizantes que se dirigían al mitin de Río Bravo no pudieron llegar debido a que un grupo delictivo detuvo en el camión en el que se transportaban con la intención de inspeccionar que no pertenecieran a una banda criminal rival. Las actividades de López Obrador concluyeron en Matamoros en un mitin al que asistieron alrededor de 400 personas. “Vamos a terminar con la inseguridad en Matamoros y en Tamaulipas, pero no con medidas coercitivas. El problema no se resolverá con soldados, policías, marinos, amenazas de mano dura ni leyes más severas”, ofreció el tabasqueño.

Comentarios