Reforma laboral detonó "empleo digno", presume Navarrete Prida

jueves, 12 de marzo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, aseguró que la flexibilización del empleo fue uno de los beneficios de la reforma laboral de 2012 que ha impactado principalmente a mujeres y jóvenes. En el marco de la presentación tanto del Observatorio para la Productividad Laboral como de la “Guía metodológica PROLAB”, el funcionario destacó que la reforma generó más oportunidades de acceso al empleo formal, “tan ligado al tema de la productividad”, y no representó “la precarización” de la que advirtieron especialistas. “La OCDE ha señalado que antes de la reforma, México tenía la segunda legislación laboral más rígida de todo el organismo en materia de contratación individual, y que solamente estaba por encima de nosotros Turquía. Con la reforma, nuestra legislación laboral, dicho por la OCDE, es la más flexible que la de los otros 15 países de la propia organización”, presumió. Ante abogados patronales y empresarios comentó que la flexibilización provocó que la gente accediera “más rápido” a un “empleo digno”. “Para medir este indicador, si ha tenido éxito o no, el dato más contundente que les puedo yo dar es otra vez la reversión de una tendencia histórica en el país, cuando el empleo formal en 2013 y en 2014 creció más acelerado que incluso el crecimiento económico de México”, indicó. De tal modo que cada año, de los próximos veinte años, alrededor de 800 mil jóvenes tendrán acceso al mercado laboral, aseguró. “Cada punto porcentual de crecimiento económico de México, según el sector, pero equivale más o menos a unos 200 mil puestos de trabajo que se crean. Si el país ha tenido tasas de crecimiento promedio de 2% en promedio en los últimos 15 años, significa que solamente ha podido generar alrededor de 400 mil empleos por año, nuevos, frente a pura inercia de 800 mil jóvenes por año que legítimamente piden ingresar al mercado laboral”, acotó. Lo más grave de esto, indicó, es que México está viviendo el mayor nivel educativo de su historia en cantidad, no en calidad, derivado de la reforma en ese sector. “Tenemos la mayor matricula estudiantil en la historia de México, el mayor número de niños que tiene acceso a la educación, niveles extraordinariamente altos de alfabetización, aunque continúa siendo lacerante la gente que no sabe leer ni escribir en el país, pero aun tendiendo los mejores niveles en cantidad de educación que ha ofrecido México, el país no da para generarles empleos a esos jóvenes, y más decepcionante todavía que los empleos que genera no son los acordes a lo que el mercado educativo está ofreciendo y generando”. Lo anterior provocó que seis de cada 10 trabajadores en México, al inicio de este sexenio, estén en la informalidad. “Eso se llama en otras palabras, en materia de jóvenes, desesperanza en el país”. La reforma laboral, agregó, “al introducir estos mecanismos de flexibilización permitió que en 2013, aunque la economía creció sólo 1.4%, el empleo formal lo hizo en 2.9%, el doble. En 2014, la economía creció en 2.1% y el empleo creció en 4.3%, Es decir, en ambos años el empleo creció a un ritmo que duplicó el crecimiento de la economía”, presumió. No obstante, reconoció que todavía en el país 57% de la población en edad productiva sigue en la informalidad. Esto significó que en 2014 se generaron 714 mil puestos de trabajo inscritos al Instituto Mexicano del Seguro Social, que fue la segunda cifra anual más alta desde que se tiene registro en México, y en enero de este año, se registraron cerca de 60 mil nuevos empleos asegurados al IMSS. “Es un resultado concreto de la reforma. No significó el temor que se tenía, que flexibilizar la condición de trabajo era precarizar el empleo, y que legítimamente manifestaron varias centrales obreras. Los datos han mostrado que ese empleo de largo plazo, de larga duración, y el dato más revelador fundamentalmente de jóvenes que están ahora inscritos al Seguro Social”, apuntó. Luego dio más cifras: en dos años de gobierno el empleo informal ha disminuido tres puntos porcentuales, cuando al principio del sexenio seis de cada diez trabajadores eran informales. Y hasta enero se tenían 60 mil empleos “asegurados al IMSS”; además, 60 mil centros de trabajo están afiliados al Infonacot, que tiene 23 mil millones de pesos en créditos para empleados, dinero que no es del erario, sino del patrón y del trabajador. De los 3 millones de niños que trabajan, indicó, 540 mil fueron rescatados de esa situación, según datos del Inegi. Sin embargo, quedan 2.5 millones de niños que siguen empleados de manera ilegal. Navarrete Prida destacó que en uno de los mayores logros de la reforma es que en 17 meses consecutivos no se ha presentado ni una sola huelga en el país, afirmación que provocó que empresarios y abogados patronales vitorearan al titular de la STPS. “Y no estoy hablando de grandes empresas, las grandes empresas en México tienen mecanismos de defensa por sí mismas para no llegar a una huelga, lo saben nuestras grandes centrales obreras aquí representadas o los abogados de las grandes centrales patronales aquí representados”, indicó.

Comentarios