Boicotea guardia comunitaria acto de candidata perredista en Guerrero

miércoles, 22 de abril de 2015
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Integrantes de la guardia comunitaria del municipio de Tixtla y activistas boicotearon una actividad proselitista y expulsaron a la candidata a diputada local por el distrito 24 del PRD, Erika Alcaraz Sosa, a quien reprocharon su indiferencia frente al caso de la masacre y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. “Ya se les dijo que no a las elecciones, primero que aparezcan los alumnos y luego las elecciones. Cómo es posible que no sientan dolor? Queremos que se preocupen por los desaparecidos y luego hagan campaña”, expresó un grupo de mujeres respaldadas por miembros de la autodefensa que opera en el barrio del Fortín de la cabecera municipal. El domingo 19, la regidora con licencia de Tixtla y actual candidata a diputada local, arropada por el presidente del Congreso, el diputado local perredista vinculado con el narco, Bernardo Ortega Jiménez, arribó a esta zona de la cabecera a bordo de una camioneta doble cabina blanca para entregar prendas y ofrecer un espacio deportivo a cambio de que voten por ella.
Este hecho molestó a miembros del movimiento que exigen justicia por el caso Ayotzinapa, quienes la interceptaron y reprocharon su actitud. “Ya estamos hartos de promesas y promesas. Queremos servicios públicos, un mercado funcional, no bolsas y despensas como si fuéramos animales. Con eso engañan al pueblo, la miseria los hace votar”, lanzaron los inconformes mientras exigían que la joven bajara de su vehículo para confrontar sus propuestas de campaña. Ante la negativa de la candidata, quien decidió permanecer en su camioneta, los activistas advirtieron: “Donde vayan ahí vamos a estar presentes”. La acción fue video grabada por el grupo de autodefensa y las imágenes las difundieron en redes sociales, donde la protesta en contra de la candidata perredista sintetizó la inconformidad de un sector de la sociedad que exige la cancelación de las elecciones del 7 de junio con el argumento de que la clase política sólo representa los intereses de la delincuencia y grupos de poder. El municipio de Tixtla es una de las zonas consideradas por autoridades electorales como foco rojo, pues ahí se encuentra la normal rural de Ayotzinapa, así como las familias de al menos tres de los 43 estudiantes desparecidos desde hace siete meses en la ciudad de Iguala.

Comentarios