Escala violencia magisterial en Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Morelia

viernes, 5 de junio de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- Sin esperar los resultados de las negociaciones que sostienen sus líderes con autoridades de la Secretaría de Gobernación, el magisterio disidente endureció hoy sus acciones, sobre todo en el estado de Chiapas, donde saqueó y quemó la documentación sustraída de las distintas sedes partidistas. Por quinto día consecutivo, los maestros de la CNTE realizaron marchas, saquearon oficinas de partidos políticos, bloquearon el acceso a instalaciones de Pemex y se enfrentaron con fuerzas federales y estatales en su intento por bloquear carreteras. El bloqueo a las plantas de Pemex ya dejó sin gasolina a Oaxaca. En Guerrero, un enfrentamiento entre miembros del magisterio disidente y normalistas con soldados y policías estatales en el municipio de Tlapa, en la región de la Montaña de la entidad, dejó al menos 10 lesionados. El choque se registró la mañana de este viernes en el puente de Atlamajac, sobre la carretera que conecta con el estado de Puebla y los municipios de Alpoyeca y Huamuxtitlán. Los manifestantes bloquearon el puente vehicular como parte del boicot electoral y para condenar el desalojo realizado por un grupo de choque partidista respaldado por el gobernador provisional Rogelio Ortega Martínez. Enseguida, arribaron decenas de soldados y policías estatales con equipo antimotines para desalojar y se desató la violencia. Los militares y policías arremetieron con toletes y escudos, mientras los manifestantes lanzaron piedras y quemaron una camioneta sobre el puente. El hecho ocurre a dos días de la jornada electoral y en medio de protestas en distintas partes de la entidad contra la elección. Por la mañana, integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) y padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, marcharon sobre los carriles centrales de la Autopista del Sol, con dirección hacia Acapulco para exigir la localización con vida de los jóvenes desaparecidos el 26 de septiembre del año pasado en Iguala. La marcha inició en la sede sindical de la Ceteg ubicada en la colonia Jacarandas y de ahí se incorporaron a la Autopista del Sol. Los maestros reprocharon el desalojo de sus compañeros en la carretera federal Tlapa-Puebla y afirmaron que los uniformados usaron gases lacrimógenos que ocasionaron lesiones a varios, aunque no precisaron cuántos. Los maestros de la Ceteg también tomaron gasolinerías como parte de su plan de “boicot electoral” y la acción no estuvo exenta de violencia. Sobrevino una trifulca que duró unos 20 minutos. Los manifestantes se percataron de que policías estaban a unos 50 metros de ellos cuando tomaban la gasolinera y desde un puente empezaron a lanzarles piedras y palos. Los policías respondieron lanzando piedras y gases lacrimógenos que dispersaron a la multitud, que emprendió la huida hacia la Normal Regional de Tlapa. Antes Antes, advirtieron que no permitirán la instalación de casillas y lanzaron consignas: “¡No a las elecciones!”, “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”, pedían. Según testigos, en esta protesta al menos dos manifestantes y dos policías resultaron con lesiones. También dos reporteros, uno local y uno de una agencia internacional. Tras el enfrentamiento, los manifestantes intentaron tomar de nuevo la gasolinera. Lanzaron una camioneta contra los policías, sin causar lesiones a alguien y luego la quemaron y la abandonaron. En Chiapas maestros de la CNTE quemaron las sedes de todos los partidos políticos en la capital del estado y tomaron por segundo día consecutivo la planta de almacenamiento y distribución de Pemex, lo que empezó a generar desabasto de combustible en las gasolineras de la ciudad. Durante los últimos cinco días, los maestros de la CNTE han quemado las fachadas y mobiliarios de las oficinas del INE en Tuxtla, la sede estatal y dos distritales, además han quemado dos camionetas, una del INE y otra de la CFE, y han vaciado tráileres y camiones de mercancías y productos como la Coca Cola, Bimbo, empresas de leche, molinos y vasos de plástico. En el quinto día de jornadas de protesta en Chiapas, saquearon las oficinas de los comités directivos estatales del PRI, PRD, PAN, PT, PVEM, PANAL, Movimiento Ciudadano y Mover a Chiapas y lanzaron todo lo que encontraron a la calle pata prenderle fuego. También rompieron cristales y pintaron consignas en las fachadas de los inmuebles. Del edificio del PRI extrajeron escritorios, computadoras, copiadoras y enfriadores de agua, entre otros. El inmueble quedó parcialmente dañado. Con la consigna: “CNTE contra la farsa electoral”, los maestros y maestras arremetieron también contra oficinas del comité municipal del PVEM y las oficinas el diputado local del PRI, Noé Castañón León. También, por segundo día consecutivo, los mentores retuvieron las instalaciones de la planta de almacenamiento y distribución de Pemex, impidieron el ingreso de pipas de combustible provenientes de las refinerías de Coatzacoalcos y Salina Cruz y también impidieron la salida de las pipas que surten a las gasolineras de la entidad. Algunas gasolineras empezaron a sufrir desabasto y a cerrar, en unas se agotó la gasolina Magna y en otras la Premium. En la ciudad se apreciaban columnas de humo por los disturbios del magisterio. En Oaxaca los maestros de la Sección 22 extendieron sus movilizaciones y ahora tomaron la presa hidroeléctrica “Miguel Alemán” y la terminal de Autobuses de Oriente (ADO) de la capital, tras considerar que las respuestas del gobierno a sus demandas son “mínimas e insuficientes”. Además mantuvieron tomados los 11 Distritos Electorales, la Refinería “Antonio Dovalí Jaime” y la planta de almacenamiento y distribución de Petróleos Mexicanos e intensificaron los bloqueos carreteros en las vías que comunican a Oaxaca con los estados de Puebla, Guerrero y Veracruz. A mediodía cerraron las entras y salidas a la ciudad de Tlaxiaco y Huajuapan, en la región mixteca, mientras que en la región de la cañada, bloquearon la carretera federal 135 en inmediaciones de Teotitlán de Flores Magón. Protección Civil, informó que los profesores bloquearon con llantas la carretera transistmica en el crucero de Sayula, impidiendo el paso también a la vía que va hacia Tierra Blanca. Y en la región de la Cuenca del Papalopan, unos dos mil maestros tomaron la presa hidroeléctrica que se ubica en el Municipio de San Miguel Soyaltepec. La toma de la terminal de almacenamiento y reparto de Pemex ubicada en Santa María El Tule, empezó a generar los primeros estragos. Las gasolineras ubicadas en municipios cercanos a la ciudad de Oaxaca y que aún tienen combustible, se saturaron este viernes. En la gasolinera Manzano, ubicada en el puente Cuarto Centenario, en el cruce a Santa Cruz Xoxocotlán, las filas de vehículos y peatones con bidones para rellenar provocaron un bloqueo en esta vía que comunica con la ciudad de Oaxaca. El servicio se ofrecía con la advertencia: "hasta donde alcance". Ante la toma de la planta de abastecimiento el gobierno y Pemex implementaron un plan de emergencia para surtir de combustible a quien lo requiera. En las gasolineras ubicadas en Avenida Hornos, la del Aeropuerto, la de El Rosario, La Joya y la Manzano, en Xoxocotlán, surtieron gasolina durante la mañana. Por la tarde, las gasolineras de Fonapas, San Pablo e Ixcotel, en Lachigoló y en 5 señores, brindaron servicio. Pasadas las 18:00 horas, la terminal de almacenamiento y reparto de Pemex permanecía bloqueada por maestros de la sección 22. En un comunicado, el magisterio oaxaqueño acusó que hay una campaña mediática para propiciar una salida violenta al conflicto. “La intimidación a través del internet y las llamadas redes sociales, la amenaza de represión con los militares disfrazados de gendarmería, la utilización de los grupos de choque paramilitares y parapoliciales, comandados por saqueadores locales son hechos recientes que así lo demuestran”, subrayaron. Si no se atienden sus demandas, advirtieron que procederán a la toma de las embajadas y consulados con representación en el país, así como dependencias de sus gobiernos para exigir alto a la represión psicológica y física. Por su parte, organizaciones civiles como el consejo ciudadano de seguridad, la sociedad mexicana de ingenieros y la fundación cultural Isidro Fabela, señalaron que “la situación actual con el movimiento magisterial ha llegado al límite, alentado por la pasividad institucional”. Aclararon que no buscan confrontación con grupo social o sindical alguno, ni congraciarse con el gobierno o algún partido político. “Buscamos ser la voz que no comulga con la violencia ni con el engaño a los más necesitados solo deseamos las mejores condiciones de vida para quienes trabajan cuidan y protegen y quieren el desarrollo de Oaxaca. Por su parte, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca informó que personal de las 13 oficinas regionales del organismo autónomo, así como de su oficina central, estará atenta a las quejas o inconformidades que la ciudadanía llegue a presentar durante la jornada electoral del próximo 7 de junio. Si bien, apuntó, en materia electoral no tiene competencia, puede conocer o encauzar eventos en donde existe actuación de policías o de autoridades que realizan actos de naturaleza administrativa que pueden vulnerar derechos humanos. En Michoacán, el Vocal Presidente del Consejo Distrital número 9, del Instituto Electoral de Michoacán (IEM), José Luis Silva Ceja, confirmó que en Cherato, Cheratillo y Orúscato, comunidades indígenas de la zona serrana de Los Reyes Michoacán sus habitantes dijeron “no a las alecciones” y en definitiva no permitirán la instalación de casillas el próximo domingo. En esas comunidades ya se había entregado el 70% de la papelería electoral, sin embargo ante la negativa de los comuneros, todo el material electoral tuvo que ser regresado a las instalaciones del IEM. Silva Ceja consideró “lamentable” esta situación, ya que algunas personas de esos lugares habían manifestado su interés por sufragar el próximo domingo. Ante esa situación dijo que se está estudiando la posibilidad de instalar una casilla básica en la cabecera municipal. En tanto, los maestros que suspendieron labores jueves y viernes, dejando sin clases a cientos de niños y adolescentes de primaria y secundaria, llegaron a las instalaciones del IEM para manifestarse en contra de la reforma educativa, la evaluación de los maestros; contra el “mal gobierno” y la “farsa electoral”, frases que escribieron en cartulinas que pegaron en la puerta del consejo electoral. No se registraron incidentes entre el personal que labora en Consejo Distrital número 9, del IEM y los maestros, pero fueron cerradas las oficinas.