Inaugura Peña estadio de Rayados; obra aún tiene "detallitos"

domingo, 2 de agosto de 2015
MONTERREY, N.L. (proceso.com.mx).- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, inauguró esta tarde el estadio de futbol Monterrey, una obra que demoró siete años para su construcción, a lo largo de los cuales su costo se incrementó en mil millones de pesos. Aunque el evento fue preparado para que el inmueble estuviera solo, en el exterior, por la avenida Pablo Livas, un grupo de profesores que dijo proceder de las secciones 21 y 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, se manifestó para demandar a Peña que elimine la evaluación al magisterio. El presidente llegó al inmueble con capacidad para 51 mil espectadores construido sobre el Bosque La Pastora, en Guadalupe, donde lo esperaban directivos de Rayados, de la Federación Mexicana de Futbol y autoridades locales. Con el cabello retocado a la altura de las sienes para lucirlo completamente negro, el mexiquense llegó acompañado de los secretarios de Economía, Ildefonso Guajardo, y del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida. En su discurso, Peña Nieto señaló que la construcción del estadio, que fue varias veces suspendida por falta de requisitos legales y ambientales, enfrentó, a lo largo de los años, la oposición de sólo “algunos” y se convertirá en un símbolo de la prosperidad nuevoleonesa. “La obra no estuvo exenta de problemas, de trabas, de enfrentar y superar obstáculos, barreras de orden legal y oposición de algunos, pero al final de cuentas aquí estamos ante una obra magna que será ícono de la zona metropolitana de Monterrey. “Esta obra será ícono del dinamismo económico de esta gran entidad, de la prosperidad que tiene el estado de Nuevo León y también del desarrollo urbano de vanguardia, que hoy proyecta la zona metropolitana de Monterrey, precisamente para quienes viven aquí y a todo el país”. El presidente también saludó al próximo mandatario, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, a quien le reiteró su disposición para trabajar conjuntamente en temas de la entidad. “De manera particular saludo al gobernador electo de Nuevo León, a quien me da mucho gusto saludar nuevamente, después de habernos visto esta semana, justamente, para también comprometernos a seguir trabajando, sumando esfuerzos, comprometiendo, disposición, voluntad y recursos, que nos permitan seguir impulsando el desarrollo de Nuevo león”. Tras develar una placa conmemorativa, Peña Nieto y directivos de Femsa recorrieron el inmueble en todos sus espacios y hasta en el terreno de juego. Pese a que fue anunciada su construcción en el 2008, en siete años la obra no ha sido concluida. El estadio todavía tiene visibles aspectos inacabados. Las rampas de acceso para aficionados por la avenida Las Américas, para caminar por encima del bosque, no están terminadas, además de que la carencia de protección en los costados en el andador hace peligroso el recorrido. Lo mismo ocurre con los puentes peatonales por la avenida Pablo Livas, que hasta este sábado no estaban abiertos al público. Los trabajos en la rampa sobre esta avenida de la entrada principal, y la construcción de un camellón y los espacios que carecen de pavimento, hacen que se vuelva difícil el flujo vehicular en ese lugar. Obras de infraestructura vial, responsabilidad del municipio, quedarán terminadas hasta dentro de algunas semanas, dio a conocer el ayuntamiento guadalupense. Cuando la obra fue anunciada, se mencionó que su costo sería de 2 mil 136 millones de pesos. Este sábado, José Antonio Fernández Carbajal, presidente del consejo de Administración de Fomento Económico Mexicano) Femsa, propiedad del estadio y del equipo Rayados de Monterrey, que ahí jugará, dijo que el inmueble costó 3 mil millones de pesos, aunque no explicó la razón del incremento. Este domingo, Rayados juega el partido inaugural del inmueble ante el Benfica, de Portugal, a las 22:00 horas.

Comentarios