Propone Peña zonas económicas especiales para abatir rezago y pobreza

martes, 29 de septiembre de 2015
TAPACHULA, Chis. (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto presentó y firmó aquí la iniciativa de Ley Federal de Zonas Económicas Especiales, misma que enviará al Legislativo para su análisis, discusión y aprobación, y con la que busca, expuso, “establecer las bases legales e institucionales que permitan crear nuevos polos de desarrollo industrial en regiones rezagadas pero con un enorme potencial productivo”. El presidente llegó a Puerto Chiapas acompañado del gobernador Manuel Velasco; del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y de otros miembros de su gabinete, así como de los mandatarios de Oaxaca, Quintana Roo, Michoacán, Guerrero, Puebla y Yucatán, y funcionarios del Banco Mundial (BM) y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE). Luego de reconocer que en México coexisten “vanguardia y rezago”, y que aun cuando la frontera norte compite con éxito en la economía global, hay otras zonas que no detonan su potencial no obstante los recursos de la región, por lo que millones de familias viven en pobreza y atraso. Por ello, anunció, “no podemos permitir una diferencia tan amplia entre el norte y el sur”. “Lo que ha pasado es que en México vivimos dos realidades: prosperidad y atraso, la transformación nacional pasa por el desarrollo del sur del país, debemos transitar del asistencialismo insuficiente que mitiga la pobreza, al crecimiento incluyente, y para ello necesitamos elevar la productividad”, apuntó. Las zonas económicas especiales, admitió, “no son solución mágica, son un planteamiento serio que busca adoptar experiencias para generar alternativas y oportunidades de desarrollo para los mexicanos”. De aprobarse la iniciativa, las primeras tres zonas que se crearán son el Corredor Industrial Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, de Salina Cruz, Oaxaca a Coatzacoalcos, Veracruz; Puerto Lázaro Cárdenas, que incluye municipios colindantes de Guerrero y Michoacán, y Puerto Chiapas. Cada zona será avalada con decreto del Ejecutivo federal y, para su concepción, la iniciativa contó con la colaboración del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial (BM) y Universidad de Harvard. Se espera que con la creación de esas zonas se generen 115 mil empleos directos de calidad en los próximos 10 años. De acuerdo con información de la Presidencia de la República, se prevé realizar obras con una inversión en infraestructura cercana a los 115 mil millones de pesos, que incluyen gasoductos, ferrocarriles, carreteras, aeropuertos, puertos y de logística. En su intervención, Velasco Coello dijo a Peña Nieto que “usted entendió el sentir de la gente que demanda oportunidades y, con la creación de estas zonas, nos da las herramientas para construir nuestro propio destino y combatir la pobreza con base en nuestra capacidad, potencial y trabajo”. Luego subrayó la importancia de la apertura del Primer Parque Agroindustrial que se abrirá en Puerto Chiapas, ya que aseguró que en esta región circula 90% del comercio terrestre con Centroamérica, y “la zona económica especial contribuirá a que Chiapas sea el epicentro de la transformación social del país”. Por su parte, Videgaray Caso consideró que esta “es una estrategia para democratizar la productividad, porque sólo se puede superar la pobreza si se incrementa la productividad, si se genera bienestar y prosperidad para la gente y esto debe ser realidad para toda la población y todas las zonas del país”. Luego detalló que las zonas económicas especiales ofrecerán un régimen aduanero especial; un marco regulatorio eficaz; infraestructura de calidad y de primer nivel; conectividad y financiamiento a través de la banca de desarrollo; programas de apoyo para capital humano, financiamiento e innovación; estímulos y condiciones preferenciales para los negocios que se desarrollen, además de que se buscará dotar a las zonas de infraestructura económica, social y urbana para que no sólo a las empresas, sino también a las personas, les convenga trasladarse a esas zonas a vivir y trabajar. En cada zona, además, habrá una ventanilla única para todos los trámites de gobierno, se establecerán convenios de coordinación entre distintos órdenes de gobierno y se contará con instrumentos de planeación y ejecución acordes con lineamientos internacionales. Por último, se prevé que antes de que concluya la actual administración federal se instalen “empresas ancla” en las primeras zonas económicas especiales.

Comentarios