Avala la Semarnat destrucción del manglar Tajamar

jueves, 21 de enero de 2016
MÉXICO, DF (apro).- Luego de la indignación que causó la tala de manglares para el proyecto de desarrollo inmobiliario Malecón Tajamar en Cancún, Quintana Roo, el pasado fin de semana, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) defendió la actuación del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur). El organismo cuenta con todos los permisos, ha cumplido las condiciones establecidas en las autorizaciones y respetó el rescate de fauna, aseguró en un comunicado emitido anoche. Asimismo, informó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha recibido en esta semana ocho denuncias populares y por tanto se pospone el inicio de obras civiles en Tajamar –con una extensión de 58.76 hectáreas y donde autoridades de Quintana Roo enterraron a animales vivos–, ya que existe una suspensión provisional concedida por el juez segundo de distrito en Quintana Roo. De acuerdo con la Semarnat, en julio de 2005 la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental –cuyo titular era Ricardo Juárez, inhabilitado en 2007 tras haber concedido al menos 70 permisos irregulares otorgó a Fonatur autorización en materia de Impacto Ambiental para las obras y actividades en el Proyecto Malecón Cancún Tajamar. Dichas obras incluían la remoción de 49.10 hectáreas de vegetación hidrófila (manglar, sabana y graminoides), selva baja caducifolia y secundaria, con el fin de dotar a dicho espacio de servicios de electrificación, agua potable, sistemas de alcantarillado, pavimentación, jardinerías y banquetas, para concretar la construcción de diversos proyectos inmobiliarios para lo que fueron adquiridos por particulares esos predios. “Fonatur ha cumplido con la presentación de los informes establecidos en los términos y condicionantes de las autorizaciones”, apuntó. En materia de Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales, sostuvo, se autorizó el proyecto en febrero de 2006. En su comunicado, la Semarnat puntualizó que la Dirección General de Ecología del Ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún) también otorgó los permisos de “chapeo y desmonte”, luego de que los desarrolladores cumplieron las formalidades exigidas en el Reglamento de Ecología y Gestión Ambiental del Ayuntamiento. Recordó, asimismo, que en noviembre de 2015 un juzgado federal determinó dejar sin efectos la suspensión definitiva en contra de la autorización de impacto ambiental otorgada al proyecto, por lo que Fonatur se encontraba en plena posibilidad jurídica de ejecutar las acciones de remoción de vegetación hasta el 8 de febrero de 2016. “Fonatur acreditó que los lotes que integran el Plan Maestro de Malecón Cancún Tajamar cuentan y cumplen con las autorizaciones en materia de impacto ambiental y forestal emitidas a su favor por las autoridades federal y local correspondientes, así como el rescate de la fauna silvestre”, sostuvo la dependencia encabezada por Rafael Pacchiano Alamán. Por su parte, agregó, la Profepa verificó aleatoriamente que la realización de actividades y obras se llevarán a cabo en estricto cumplimiento a los términos y condiciones de las autorizaciones para evitar su contravención. “También supervisó que los trabajos se hicieran en apego a las disposiciones ambientales federales como son la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente y la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable”. Según la Semarnat, no se encontró evidencia o existencia de ejemplares de fauna silvestre durante los desmontes llevados a cabo, y la presencia de ejemplares de diversas especies, hoy en día, corresponde a la actividad cotidiana del ecosistema de la zona. Detalló que los desmontes de los últimos días realizados por Fonatur, al amparo de las autorizaciones vigentes, alcanzaron una superficie aproximada de 22 hectáreas, “respetándose los términos y condicionantes” así como el cumplimiento del programa de rescate de fauna respectivo”.

Comentarios