Descalifica activista declaraciones del fiscal de Chihuahua sobre crimen de exalcalde

viernes, 29 de enero de 2016
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El fiscal general Jorge Enrique González Nicolás aseguró que el exalcalde de Villa Ahumada, Alberto Almeida Fernández, fue asesinado por sicarios del cártel de Sinaloa debido a su cercanía con el líder de La Línea en la región, Rafael Chavira Rentería El Borrego. Sin embargo, la activista Luz Estela Castro Rodríguez condenó estas declaraciones "temerarias y sin sustento" del fiscal para justificar el crimen del defensor de derechos humanos, y dijo que El Barzón ha seguido de cerca las investigaciones del asesinato y tienen claro que Almeida, al igual que Ismael Solorio Urrutia y su esposa Manuela Solís Contreras, fueron ultimados en respuesta a las protestas que realizaron por el derecho al agua. Subrayó que la Fiscalía General del estado (FGE) se ha negado a seguir esa línea de investigación. "Es mucho mas cómodo inventar nexos con el crimen organizado que afectar intereses económicos de quienes continúan depredando el ambiente con la complicidad del estado", agregó Castro. Y lamentó el dolor que "las irresponsables declaraciones del fiscal le ocasionan a su esposa e hijos (del activista), quienes están aprendiendo a vivir sin Alberto". Según González Nicolás, gracias al trabajo de investigación desarrollado por los agentes de la FGE se estableció la probable responsabilidad de Luis Fernando Méndez Delgado, El Tontín, y Daniel Andrés Chávez Muñoz, El Grande, en el homicidio del exalcalde de Villa Ahumada ocurrido el 24 de febrero de 2015 en Ciudad Juárez. Precisó que ambos sujetos llegaron en un vehículo al estacionamiento de Sam’s Club ubicado en la avenida Ejército Nacional. Posteriormente Luis Fernando Méndez Delgado descendió del automóvil, se dirigió a la víctima y le disparó con un arma de fuego en la región cefálica. El fiscal también atribuyó a El Tontín y a El Grande los homicidios de David Flores Rodríguez y Oswaldo Martínez Silva, ocurridos el 11 de junio de 2015 en el interior del restaurante Vips ubicado en la avenida Paseo Triunfo de la República y Clemente Orozco. El móvil de este doble crimen, dijo, fue un ajuste de cuentas por una deuda económica que tenían las víctimas por la compra-venta de droga.

Comentarios