Legisladores toman tribuna y exigen renuncia de Miranda Nava por ofender a diputada de Morena

jueves, 24 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un día después de que el titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda Nava, se jactara de ser un “operador político” y ofendiera a la diputada federal de Morena, Araceli Damián, todas las bancadas en la Cámara de Diputados reprocharon la actitud del funcionario, y legisladores de Morena, PAN, PRD y MC tomaron la tribuna para exigir su renuncia. A las 13:30 horas, la coordinadora de la bancada de Morena, Rocío Nahle, leyó un posicionamiento en el que calificó a Miranda Nava como “ignorante” en el tema del desarrollo social e irrespetuoso en el recinto legislativo, y pidió que la Cámara de Diputados hiciera un pronunciamiento en contra del titular de la Sedesol. Por su parte, Araceli Damián y una decena más de diputadas y diputados tomaron la tribuna, portando carteles con la leyenda: “Luis Miranda Nava Renuncia”. Nerviosa, la presidenta de la Mesa Directiva, Gretel Culín, insistió que el tema no estaba en la agenda de debate y trató de frenar la rebelión, señalando que la propuesta de Nahle se discutiría en comisiones. A la posición de Morena se fueron sumando, sobre todo, diputadas de Movimiento Ciudadano (MC), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN), y recordaron que hoy se celebra el Día Internacional contra la Violencia de Género. Angélica Moya, a nombre de la bancada del PAN, también pidió la renuncia de Miranda Nava, y el diputado sinaloense Manuel Clouthier condenó la falta de respeto a la división de poderes, mientras que Claudia Corichi, de MC, apoyó la posición de los legisladores de Morena. La sesión estaba a punto de naufragar, hasta que el vicecoordinador de la bancada del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, pidió el uso de la palabra desde su curul y se sumó a la demanda de Morena, sin mencionar la renuncia de Miranda Nava, conocido como el compadre del presidente Enrique Peña Nieto. “Que quede claro que el PRI de ninguna manera justifica las expresiones (del titular de Sedesol) y se solidariza con nuestra compañera Araceli Damián”, sentenció. Es la primera vez en esta Legislatura que todas las bancadas de la Cámara de Diputados coinciden en condenar la actitud de un secretario de Estado, y especialmente a uno que está identificado como el más cercano al primer mandatario. Miranda Nava compareció un día antes en comisiones y se molestó ante las críticas de que no tiene información sobre la pobreza y es un operador político solamente. “Hay operadores de camiones, de desarrollo social, político”, afirmó Miranda Nava ante los cuestionamientos del diputado Renato Molina, de Morena, quien le reprochó: “Me sorprende lo que usted dice. Un operador político le rinde cuentas a sus dirigentes de partido, un servidor público le tiene que rendir cuentas al pueblo”. El peor momento de la comparecencia sobrevino cuando la diputada Araceli Damián, también de Morena, recomendó al funcionario federal estudiar el fenómeno de la pobreza. “Usted habla de siete u 11 millones de personas con pobreza alimentaria, y esos ni siquiera son los que reconoce como tal el Coneval”, le afirmó. En respuesta, Miranda Nava le reviró a la legisladora: “Y sí, me falta estudiar, desgraciadamente no estudié psiquiatría para entenderla a usted”. La expresión provocó que los diputados presentes en la comparecencia le exigieran una disculpa. A duras penas, Miranda Nava, exsubsecretario de Gobernación, pidió disculpas y justificó su dicho señalando que recibió un trato “agresivo”.

Comentarios