CNDH condena 'vejaciones” contra elementos de la PF en Oaxaca

martes, 28 de junio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó los “actos de vejación” contra los dos policías federales retenidos y maniatados por maestros de la CNTE y otros activistas en Oaxaca pues en nada abona al proceso de diálogo iniciado con el gobierno federal. En un comunicado, el organismo nacional señala que el ejercicio de un derecho o el planteamiento de cualquier expresión social “no justifica el afectar derechos de otras personas o realizar actos que afecten su integridad física y mental”. Los actos cometidos contra los policías federales, abunda, “son condenables e inadmisibles, además de que en nada benefician o contribuyen al proceso de diálogo y entendimiento que se ha iniciado con el Gobierno de la República”. La CNDH refiere que a los elementos de la PF que fueron interceptados y retenidos en las inmediaciones del aeropuerto de Oaxaca, se les despojó de sus pertenencias los forzaron a realizar “actos que vulneran su dignidad como personas”. Ambos agentes conducían un camión cisterna cuando fueron retenidos, amarrados y descalzados durante unos minutos por maestros de la CNTE y organizaciones sociales que los forzaron a sostener una lona de apoyo al magisterio. La pipa fue grafiteada con expresiones como “Peña asesino” y quedó obstruyendo la ruta a lo largo del día. Alrededor de las 5:00 de la tarde, los uniformados pidieron autorización para ir al baño y, aunque se les permitió, antes de regresar al camión cisterna fueron obligados a descalzarse, sostener una manta y, posteriormente, regresar a la unidad donde permanecerían hasta el retiro del bloqueo. Ante esa situación la CNDH reiteró su llamado a las partes involucradas en el conflicto “a que cesen las afectaciones a los derechos de otras personas, se prevenga la realización de actos violentos y se ajusten sus conductas al marco de la ley”. Sólo mediante el diálogo y el entendimiento, y en el marco de la ley, reitera el organismo, se pueden construir los acuerdos que permitan recuperar la convivencia pacífica entre los oaxaqueños, así como entre la sociedad mexicana en general.

Comentarios