Se triplican las muertes por heroína y el poder del narco mexicano en EU: DEA

martes, 28 de junio de 2016
WASHINGTON (apro).- La Administración Federal Antidrogas (DEA) dio a conocer que el número de muertes por sobredosis de heroína se triplicó en Estados Unidos de 2010 a 2014. Al mismo tiempo, sostuvo, se expandió el control del mercado de los opiáceos por parte de los cárteles del narcotráfico mexicanos, en especial el de Sinaloa. En su Reporte Anual sobre la Evaluación de la Amenaza de la Heroína (NHTA, por sus siglas en ingles), la DEA indica que en Estados Unidos existe una gran disponibilidad de enormes cantidades de heroína, y cada vez mas consumidores y usuarios sufren las consecuencias de esta terribles adicción. “El aumento en la demanda y uso de heroína lo provoca el incremento y disponibilidad de la droga en el mercado de Estados Unidos… En 2014, 10 mil 574 estadunidenses murieron a causa de una sobredosis de heroína, más del triple del número de personas que fallecieron en 2010”, destaca el NHTA. En el informe desclasificado la DEA también establece que en los últimos cinco años subió en 80% la confiscación de heroína. En 2011 –detalla– las autoridades estadunidenses decomisaron 3 mil 773 kilogramos de heroína, mientras que en 2015 incautaron 6 mil 722 kilos. Y resalta que las organizaciones mexicanas “son ahora las más prominentes traficantes al mayoreo de heroína”. En su evaluación la DEA subraya que el mercado de consumo de heroína de Estados Unidos se divide en dos regiones, Este y Oeste. En la Costa Oeste la heroína de mayor consumo y demanda es la café o negra proveniente de México, mientras que en la Costa Este la más lucrativa es la blanca, que domina el mercado. La heroína blanca, que es más cara, provenía básicamente de Asia, pero ahora, según la DEA, los cárteles del narcotráfico de México se han ido adueñando de ese mercado. Desde 2003 la DEA sostiene que ha sido una constante el aumento de la confiscación de heroína mexicana, lo cual refleja su fuerte disponibilidad en el mercado estadunidense. “En 2014 la heroína mexicana represento 79% del peso total de la heroína analizada”, indica en su evaluación anual. Destaca, asimismo, que la frontera norte de México es la puerta de entrada a la heroína que más consumen los estadunidenses. Por los estados del sur de Estados Unidos, las autoridades reportan el tránsito de grandes cantidades. “Algunas organizaciones del trafico de drogas están trasladando sus operaciones a zonas rurales y urbanas del sur de Estados Unidos, donde creen que pueden ocultar con mayor facilidad sus actividades”, señala el NHTA. Otro problema que enfrentan las autoridades estadunidenses por el creciente consumo, demanda y tráfico de heroína es que los adictos mezclan los derivados de opiáceos con medicinas controladas (que se venden con receta), con lo que las personas que consumen estas drogas sintéticas corren mayores riesgos de morir por una sobredosis. El abaratamiento de la heroína ante su mayor demanda y consumo es clasificado en la evaluación que hace la DEA como uno de los factores elementales que hacen de esta droga la mayor amenaza para los estadunidenses adictos. En ese sentido el reporte apunta que en 1981 el costo promedio de un gramo de heroína era de 3 mil 260 dólares, y en 2012 el precio de un gramo de la misma droga bajo a 622 dólares. “Desde ese tiempo los precios de la heroína se han mantenido bajos y los niveles de pureza, que han fluctuado, siguen elevándose”, se lee en el reporte. La DEA reconoce que aun cuando es muy grande la población estadunidense que consume mariguana, metanfetaminas, medicinas controladas y cocaína, el número de consumidores de heroína se incrementa de manera desproporcionada. De acuerdo con las estadísticas del NHTA, en 2007 alrededor de 161 mil estadunidenses consumían heroína, cifra que se elevó a unos 435 mil en 2014. Otro indicador importante de la crisis de consumo de heroína y sus consecuencias en Estados Unidos es que en muchos estados, algunos centros médicos se rehúsan a “clasificar” la muerte de una persona por sobredosis de heroína, pese a que las cusas de la fatalidad son irrevocables. Por esta razón la DEA considera que de manera extraoficial el número de muertes por sobredosis de heroína es mayor al que reflejan las estadísticas oficiales.

Comentarios