A besos, comunidad gay exige a la Iglesia católica cesar campaña de odio 

domingo, 11 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- “Preparen, apunten... ¡besos!”, fue el grito de guerra con el que unos dos mil integrantes de la comunidad lésbico, gay, transgénero, transexual e intersexual exigieron a la Iglesia católica cesar la campaña de odio en contra de la diversidad sexual. Por toda la avenida 20 de Noviembre, la comunidad gay marchó para exigir respeto y que también se les considere familias con derecho a contraer matrimonio y adoptar hijos. Vestidos de charros mexicanos con banderas del arcoíris, de curas “pederastas”, a bordo de bicicletas, ataviados como luchadores o simplemente portando lonas con la etiqueta #TodosSomosFamilias, las personas con preferencias sexuales diferentes se hicieron sentir en su camino a la Catedral Metropolitana. Tras lanzar y llenar de besos la iglesia y dedicar besos al cardenal Norberto Rivera, la comunidad gay también lleno de letanía a la máxima autoridad católica del país. “Gaviota, gaviota, Norberto es una jota”, “Cura pederasta, Norberto pederasta”, “Ya vamos llegando, Norberto está temblando”, “Derechos iguales a los homosexuales”. Entre las consignas, los manifestantes exigieron un Estado laico y que cese la intromisión de la Iglesia en políticas de Estado. En la marcha también participaron niños y heterosexuales en solidaridad con sus amigos de la comunidad gay. En pleno mes patrio y en la víspera de los festejos de Independencia, la comunidad gay también portó banderas de México y del arcoíris enlazadas. Ya en la Catedral, sobre la banqueta del templo católico, al terminar la homilía de mediodía la comunidad gay leyó la misiva dirigida al Papa Francisco en la cual exigen la remoción de Norberto Rivera por fomentar entre la grey católica el odio hacia los gays. Posteriormente dicho mensaje fue subido a la plataforma Change.org.

Comentarios