México tendrá tres nuevos santos: los niños mártires de Tlaxcala

jueves, 23 de marzo de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Papa Francisco autorizó este jueves la canonización de los tres niños conocidos como los mártires de Tlaxcala, asesinados “en odio a la fe” entre 1527 y 1529. Con ello, México tendrá muy pronto tres nuevos santos. Durante un encuentro que sostuvo hoy con el cardenal Jorge Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el pontífice avaló las canonizaciones de Juan, Antonio y Cristóbal, informó la sala de prensa del Vaticano. Estos niños se convirtieron al cristianismo durante los primeros años de la evangelización en la Nueva España, por lo que son considerados los primeros mártires de todo el continente americano. Juan y Antonio nacieron en Tizatlán, Tlaxcala, y fueron evangelizados por los primeros frailes franciscanos que llegaron a esa zona. Ambos niños, quienes fungían como intérpretes, acompañaban a un grupo de franciscanos que realizaba una expedición a Oaxaca, pero en Cuauhtinchán, Puebla, fueron interceptados en el camino por indígenas paganos, y los mataron a palos. El otro mártir, Cristóbal, oriundo de Atlihuetzia, Tlaxcala, también fue convertido al cristianismo por los misioneros franciscanos. Cristóbal era hijo del poderoso cacique local Acxotecatl, quien renegaba de la fe cristiana y seguía adorando a sus ídolos prehispánicos. Tras una discusión, el niño de 13 años de edad comenzó a romper los ídolos de su padre. Éste lo golpeó y luego lo tiró al fuego. Días después Cristóbal murió. Los tres mártires fueron declarados beatos por el Papa Juan Pablo II el 6 de mayo de 1990, durante una ceremonia realizada en la Basílica de Guadalupe. Ahora Francisco avaló su canonización, cuya fecha y lugar aún está por determinarse.