La Profepa clausura textilera del Edomex por manejo irregular de residuos peligrosos

viernes, 23 de junio de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de manera temporal las instalaciones de la empresa de acabados textiles, Acaprint S.A de C.V, por violaciones ambientales en materia de gestión de residuos peligrosos. La empresa ubicada en el municipio de Lerma, Estado de México -cerca de la cuenca del río Lerma-Santiago, la corriente de agua más grande e importante del país-, almacenó en suelo natural residuos peligrosos como aceite gastado, lámparas fluorescentes, materia prima caduca y lodos residuales, entre otros; hecho que ocasionó un “riesgo potencial al medio ambiente”, según informó la Profepa. De acuerdo con el comunicado del organismo que encabeza Guillermo Haro Belchez, Acaprint también mintió a las autoridades federales porque no contaba con un registro que lo acreditara como generador de este tipo de desechos. Otras irregularidades que encontró la Profepa fueron que los almacenes de residuos estaban saturados y resguardaban desechos de más de seis meses. Además, la empresa no contaba con el informe anual, ni el plan integral de manejo de residuos y tampoco efectuó los estudios de Corrosividad, Reactividad, Inflamabilidad y Toxicidad (CRIT). Los actos infringieron lo establecido por la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos. La inspección documental y física a la compañía de acabos textiles formó parte de los operativos que la Profepa practica a las empresas arraigadas en los municipios por los que transita el Río Lerma, para evitar la contaminación del cuerpo de agua; es decir, compañías ubicadas en los estados de México, Querétaro, Guanajuato, Jalisco y Michoacán. Esta no es la primera vez que una empresa ocasiona daños al ambiente. A penas el 31 de marzo pasado, la Profepa dio a conocer que desde el 2015, suman 71.3 millones de pesos las multas a empresas privadas por la misma causa.

Comentarios