Director del penal de Acapulco está bajo investigación, pero sigue en el cargo: vocero de Seguridad de Guerrero

viernes, 7 de julio de 2017
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El vocero de Seguridad del gobierno estatal, Roberto Álvarez Heredia, aclaró que el director del penal de Acapulco, Miguel Ángel Gómez Garduño, sigue en funciones, pero está bajo investigación junto al resto del personal para determinar si incurrió en delito “por omisión o comisión”, luego de la masacre que ayer dejó 28 reos muertos. Sobre el proceder del vicefiscal de Prevención y Seguimiento de la Fiscalía General del Estado (FGE), Néstor Fiallo Samayoa, -quien ayer, de forma abrupta, dio a conocer la lista de fallecidos frente a familiares de los internos afuera del penal-, el vocero dijo que también investigará el hecho para determinar si el funcionario violó protocolos de seguridad y protección de víctimas. Consultado al respecto, el vocero gubernamental señaló que la Comisión Estatal de Atención a Víctimas (CEAV), que encabeza un subordinado del secretario de Gobierno, Florencio Salazar Adame, será la instancia que revise la actuación del funcionario de la FGE. Fiallo Samayoa se desempeñaba como fiscal especializado Anticorrupción, pero esta semana el titular de la dependencia, Xavier Olea Peláez, lo designó vicefiscal -segundo cargo en importancia de la FGE-, sin tomar en cuenta al Congreso local como marca la normatividad. Además, su esposa, Alejandra Olaguer López, es la directora general de Justicia Alternativa de la FGE y depende directamente de Fiallo Samayoa, situación que representa un conflicto de intereses sancionado por la normatividad vigente. El vocero de Seguridad de Guerrero explicó que a pesar de que el director del penal de Las Cruces está bajo investigación para deslindar responsabilidades, no ha sido separado del cargo. Detalló que Gómez Garduño, junto con otros trabajadores de la cárcel, rindieron su declaración ministerial. Posteriormente se determinará, de acuerdo con la investigación que realiza la FGE, si el directivo y el demás personal incurrió en delitos por omisión o comisión. Álvarez Heredia informó que, de los 28 muertos, cuatro fueron decapitados y el resto presentó lesiones por arma punzo cortante, además de golpes con objeto contundente. Sin embargo, aclaró que hasta este momento no se ha determinado si las víctimas tuvieron lesiones por arma de fuego. También desmintió que, tras la matanza, se haya registrado alguna evasión de reos como ayer trascendió. Y aseguró que en este momento la situación se mantiene bajo control.

Comentarios