ONU-Migración asiste a centroamericanos que solicitaron asilo o regresaron a su país

viernes, 2 de noviembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) refrendó que deben respetarse los derechos humanos y las necesidades básicas de los migrantes, con independencia de su condición migratoria. En un comunicado, el organismo de Naciones Unidas para la Migración informó que sigue brindando apoyo y asistencia a los migrantes de las caravanas que han optado por pedir asilo en México o por retornar a sus países de origen. En la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula, cuya gestión está a cargo del Instituto Nacional para la Migración (INM) de México, la OIM y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) se ha provisto de alimentos y kits básicos de higiene a más de mil 500 migrantes que procuran asilo en México, destacó el organismo de la ONU. “La OIM mantiene su posición en relación a que los derechos humanos y las necesidades básicas de todos los migrantes deben ser respetados con independencia de su condición migratoria”, sostiene Christopher Gascón, Jefe de Misión de la OIM México. “En coordinación con el ACNUR, seguiremos monitoreando la situación de la caravana y para ello contamos con la colaboración del equipo que se encuentra en campo, la Oficina de Asistencia a Migrantes y Refugiados de México (DAPMyR), y otras ONG asociadas, a través de información relacionada con alternativas para lograr que la migración sea regular y segura, como así también otras opciones para los retornos voluntarios”. La OIM detalló que, del 19 al 24 de octubre, en la frontera con Honduras, en los puntos de control fronterizo de Agua Caliente y Santa Rosa de Copan procedió a entregar a migrantes retornados 2 mil 141 kits de higiene y provisiones básicas de alimentos. Marcelo Pisani, director regional de la OIM para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe, expresó que les preocupa “el nivel de estrés de los migrantes y las demandas que las caravanas plantean a la comunidad humanitaria y a los sistemas de asilo de los países de acogida, que en última instancia cuentan con recursos muy limitados para hacer frente a este desafío y para poder cuidar y proteger adecuadamente a los migrantes”.

Comentarios