Blanco hace frente a los rumores: Ortiz va a seguir al frente de la SSP 'hasta que yo diga”

jueves, 22 de noviembre de 2018
CUERNAVACA, Mor. (apro).- Ante el aumento de muertes violentas en la entidad, 74 en lo que va del gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo, circulan rumores de que José Antonio Ortiz Guarneros será removido como titular de Seguridad Pública. No obstante, el exfutbolista salió al paso para respaldar a su colaborador: “Aquí enfrente de todas las cámaras, el vicealmirante (Ortiz Guarneros) va a seguir al frente, hasta que yo diga. Tiene toda mi confianza. Esos personajes (que piden su salida) son detractores”. Pese a que las autoridades estatales han presumido aseguramientos de presuntos delincuentes, incluido un jefe de plaza de Los Rojos, en los últimos dos fines de semana se reportaron alrededor de 30 asesinatos. Antes, Ortiz Guarneros aseguró que el gobierno de Graco Ramírez había inflado la nómina de seguridad pública, porque en realidad no se cuenta con un estado de fuerza de cinco mil elementos policíacos, sino que apenas suman mil 600 agentes, de los cuales 200 deberán darse de baja por no aprobar los exámenes de confianza. Con la baja de esos elementos, abundó, se busca crear 500 nuevas plazas, pero esto no será suficiente para cambiar las condiciones de inseguridad, por lo que, al iniciar el nuevo gobierno federal, el próximo 1 de diciembre, se solicitará la presencia del Ejército y de más elementos de la Policía Federal, apuntó. En todo caso, dijo, la inseguridad ha aumentado debido a que “se está trabajando” y la autoridad no pacta con ningún cartel. “Nosotros no estamos pactando con nadie, nosotros estamos trabajando, no tenemos pacto con ningún cártel, entonces obvio que mientras nosotros hagamos nuestro trabajo con lo que tenemos, ellos se están moviendo de un lado a otro y obviamente se provoca que mucha gente salga lastimada, la mayoría de ellos. Son ajustes (de cuentas), sin embargo, reconozco que sí ha habido un incremento en los homicidios dolosos”. Por su parte, Blanco Bravo señaló que el vicealmirante “está firme y está trabajando, dando resultados; como les digo, apenas llevamos poca más de un mes y está trabajando”. La meta está clara, “tenemos que bajar los índices de inseguridad a como dé lugar. Vamos a seguir trabajando fuertemente”, subrayó el gobernador. Sin embargo, entre las más de 70 ejecuciones perpetradas en 52 días, se han contabilizado nueve feminicidios, lo que también se ha convertido en un foco rojo en Morelos. Y no es que los números hayan variado mucho desde el gobierno del perredista Graco Ramírez, en realidad la cuestión es que la mayoría de los morelenses tenían la expectativa de que las cosas cambiarían rápidamente con el cambio de administración.