En Jalisco, AMLO desdeña a Alfaro y da espaldarazo al candidato de Morena-PT-PES

sábado, 19 de mayo de 2018
TLAJOMULCO DE ZÚÑIGA, Jal. (proceso.com.mx).- El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, dijo que no le gustaría gobernar junto con Enrique Alfaro, candidato a la gubernatura por Movimiento Ciudadano, que tiene el primer lugar de las preferencias en el estado. "Con Alfaro no, sería muy incómodo para mí, yo soy demócrata, soy respetuoso, pero toco madera" para que no gane, y dijo que espera regresar a Tlajomulco con Carlos Lomelí como candidato electo a la gubernatura, comentó López Obrador. Insistió en que "no me identifico con Alfaro, porque vale más hablar claro, no me gusta las medias tintas. Nuestro candidato es Carlos Lomelí". En tanto, Miguel León Corrales, candidato de Morena por Tlajomulco, comprometió a López Obrador a construir la línea 4 del tren ligero que iría de la estación Isla Raza a Santa Fe. El aspirante presidencial también dijo que apoya la propuesta de Miguel León Corrales de tener un verdadero control en la edificación de nuevas viviendas. León Corrales aseveró que durante las administraciones municipales de los emecistas, Enrique Alfaro e Ismael del Toro se autorizaron la construcción de 100 mil casas, que carecen de los servicios básicos. Por su parte, Alberto Uribe, presidente municipal con licencia y coordinador en Jalisco de la campaña de López Obrador pidió créditos blandos. "No se vale que el Infonavit se siga enriqueciendo de nuestra gente, que tenga problemas para pagar sus cuotas, pero además los trajeron a vivir donde no había agua, hospitales, escuelas ni transporte digno", apuntó. Además, Uribe advirtió a Enrique Alfaro que les van a quitar el "corazón de Movimiento Ciudadano": Tlajomulco de Zúñiga. Las declaraciones se dieron en las canchas deportivas de Chivabarrio, en la colonia Chulavista, un área identificada con graves problemas sociales y de seguridad.

Comentarios