En Jalisco, Anaya ofrece recuperar la paz y sentencia: "Es ahora o nunca, no va a haber otra oportunidad"

miércoles, 23 de mayo de 2018
GUADALAJARA, Jal. (apro).- En medio de la incesante violencia criminal en Jalisco, en cuya capital un comando atacó antier al exfiscal Luis Carlos Nájera y mató a un recién nacido y a un trabajador, Ricardo Anaya lanzó un “ya basta” contra la inseguridad en el país, y aseguró que su prioridad es recuperar la paz y la tranquilidad en todo México. “La pregunta es: ¿en qué momento nos acostumbramos a vivir así? Esto tiene que cambiar”, expresó Anaya, al solidarizarse con las familias del recién nacido que falleció por las balas del grupo armado que atacó al funcionario estatal. “El objetivo central de nuestro planteamiento es recuperar la paz y la tranquilidad en la que merecen vivir todas las familias en México y, por supuesto, todas las familias en el estado de Jalisco”, subrayó. En conferencia de prensa previa a una reunión en el hotel Hilton con los partidos de la alianza PAN-PRD-Movimiento Ciudadano que lo apoyan, aunque aquí participan cada uno por su lado, el candidato presidencial se solidarizó con las víctimas del atentado criminal contra Nájera, un personaje que sirvió a gobiernos panistas y priistas. “No voy, bajo ninguna circunstancia, a politizar lo que ha ocurrido en las horas más recientes, y me refiero específicamente a la muerte de este bebé recién nacido. Sí quiero expresar mi más sincera solidaridad con su familia y, por supuesto, mi absoluto repudio hacia esto que está ocurriendo”, señaló, sin mencionar al trabajador Javier Sánchez, quien murió por una bala perdida. “Tenemos que cambiar la estrategia, lo que hasta ahora se ha venido haciendo no funciona. Nosotros planteamos un cambio profundo, un cambio que permita recuperar la paz y la tranquilidad en nuestro país”, lanzó como parte de su línea discursiva principal para lo que resta de la campaña. Colocado en el segundo lugar de las preferencias, Anaya se refirió a la desaparición de tres estudiantes de cine de la Universidad de Guadalajara --que autoridades afirman fueron asesinados--, las agresiones a candidatos y ahora el atentado contra el fiscal que mató a inocentes. “Esto ya no puede seguir así, llegó el momento de decir: ¡Ya basta!”, exclamó en la conferencia de prensa que encabezó más de una hora después de que fueron citados los medios de comunicación. “Voy a entregar alma, corazón y vida para ganar esta elección. Es ahora o nunca. No va a haber otra oportunidad”, clamó el panista más tarde, en un salón del hotel Hilton abarrotado de simpatizantes, en lo que ha sido el único acto político en Jalisco que congregó a los tres partidos que lo apoyan. “¡Presidente, presidente!”, lo aclamaron cientos de prosélitos, aunque los más entusiastas fueron los del partido Movimiento Ciudadano, que ovacionaron también a Enrique Alfaro, su candidato a gobernador, ante los rostros compungidos de los aspirantes del PAN, Miguel Ángel Martínez, y del PRD, Carlos Orozco. Asistieron también Raúl Padilla, conocido como el cacique de la Universidad de Guadalajara y encargado del proyecto cultural de Anaya, y el panista Fernando Guzmán Pérez-Peláez y Marco Antonio Adame, jefes de la organización de El Yunque estatal y nacional. En su largo discurso ante ellos, Anaya clamó por su apoyo en lo que resta de la campaña. “Quiero pedirles que lo hagamos juntos, porque sólo juntos lo podemos lograr”, exhortó el candidato. “Nos quedan 40 días para la elección histórica”. Insistió en que el PRI ya no va a seguir gobernando y la pregunta es qué tipo de cambio es el que habrá para el país. “Un cambio atrapado en el pasado o un cambio para el futuro”, expuso, y se proclamó la única opción de cambio positiva. “Yo no tengo duda. Están dadas todas las condiciones: Vamos a ganar las elecciones el 1 de junio”, remató.

Comentarios