Comunidad indígena pide a Esteban Moctezuma no dejarse sorprender con la oferta de terrenos en Puebla

martes, 7 de agosto de 2018
PUEBLA, Pue. (apro).- Habitantes de la comunidad náhuatl La Resurrección acusaron a prestanombres aliados del exgobernador Rafael Moreno Valle de pretender despojarlos de 170 hectáreas. Esas tierras, aseguraron, fueron ofrecidas al futuro titular de la Secretaría de Educación Pública, Esteban Moctezuma, para la construcción de viviendas de los burócratas que se mudarán a Puebla con el cambio de sede de la dependencia. Luego de hacer un llamado a Moctezuma para que no se deje sorprender con la oferta de esos terrenos, Fernando Zapotitla Santabárbara advirtió que los habitantes de La Resurrección están dispuestos a defender con piedras, palos y machetes las tierras que les quieren quitar, entre ellas nueve hectáreas que corresponden al panteón de la localidad. “Así corra sangre por ambas partes, pero vamos a defender nuestras tierras, ya el pueblo está muy bien organizado y vamos a llegar hasta lo último”, expresó Zapotitla al destacar que las tierras que se han ofrecido a la federación son en su mayoría de cultivo y por generaciones se han usado para la siembra de maíz, de la que depende económicamente la zona. De hecho, en La Resurrección cada año se realiza la Feria de la Gordita, ya que 80% de las mujeres de la localidad se dedican a la venta de ese antojito tradicional, que es elaborado precisamente con el maíz que se produce en esas tierras de cultivo. Apoyados por el diputado federal electo por Morena, Alejandro Carvajal Hidalgo, y el dirigente estatal de El Barzón, Gerardo López Ramírez, los habitantes de la Junta Auxiliar perteneciente a Puebla capital explicaron que este intento de despojo de sus tierras de cultivo se empezó a fraguar desde 2014. A partir de ese año, las familias que por más de 100 años han sido dueños de esa propiedad empezaron a tener problemas para efectuar el pago del impuesto predial. Y fue hasta principios de este año cuando descubrieron que una persona de nombre Carlos Juárez Camacho se había adjudicado las 170 hectáreas que incluyen zonas de cultivo pertenecientes a 453 familias, además del panteón donde están sepultados los antepasados de esa comunidad. Tal adjudicación se inscribió en el Registro Público de la Propiedad el 23 de febrero de 2018 con el folio electrónico 0487238-1, pero los propietarios de La Resurrección aseguran que cuentan con escrituras de esos mismos terrenos, algunas de las cuales se remontan a 1912. Francisco Portada, también habitante de La Resurrección, dijo que presumen que Juárez Camacho es sólo un personero del morenovallismo, pues desde que se percataron de este conflicto, todas las dependencias de los gobiernos estatal y municipal les han cerrado las puertas. Gerardo López, líder de El Barzón, manifestó que las resoluciones judiciales que se han dado en torno al caso hacen suponer que hay un interés del gobierno estatal en el despojo de esos terrenos, e incluso, abundó, han llegado al extremo de esconderles los libros del Registro Civil donde están inscritas las escrituras de Camacho Juárez. Los habitantes indicaron que en un primer momento personal de la empresa inmobiliaria Sadasi se presentó en la zona, acompañados de representantes de Juárez Camacho, presuntamente con el interés de comprar las tierras. Luego, al darse a conocer que la SEP federal se mudaría a esta entidad, el 22 de julio la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) dio a conocer que tenían ubicadas las 170 hectáreas de La Resurrección como un banco de tierras viable para atender la demanda de viviendas que se generará con la llegada de burócratas a Puebla. El diputado Alejandro Carvajal indicó que tenían informes de que este martes el gobernador Antonio Gali Fayad se entrevistaría con Esteban Moctezuma para ofrecerle como banco de tierras los terrenos de los que pretenden despojar a los campesinos de La Resurrección. “Hay un interés directo del gobierno del estado para que esas tierras se coloquen, y hay un interés para que la gente no sea atendida jurídicamente, pero lo que les podemos asegurar es que no se va a construir nada porque la gente está organizada”, advirtió. De igual manera, indicó que ya han enviado escritos al propio Moctezuma Barragán, así como al gobierno de transición de Andrés Manuel López Obrador, para advertirles sobre ese intento de despojo. Además, dijo, se ha emprendido la defensa legal por parte de los habitantes de La Resurrección para demostrar que son propietarios originarios de esas tierras. Según Gerardo López, el interés de los prestanombres del morenovallismo es hacer un negocio millonario con esas tierras, y el gobierno federal puede comprarlas “de buena fe” sin saber el historial que existe. “El próximo gobierno federal puede entrar en un conflicto social muy fuerte en La Resurrección. Consideramos que sería un error si no paran este proyecto”, expresó. En tanto, Francisco Portada resaltó que, si las autoridades estatales o federales pretenden hacer uso de la fuerza para tomar posesión del terreno, los habitantes de esa localidad ya están listos para defenderlas “con todo”. “Nosotros no tenemos armas, pero sí tenemos valor para defender esas tierras que pertenecieron a nuestros padres, abuelos, bisabuelos, y que pretendemos dejar a nuestros hijos y nietos”, concluyó.

Comentarios