Manifestantes "reciben" a Silvano Aureoles en su cuarto informe

miércoles, 25 de septiembre de 2019
MORELIA, Mich. (apro).– Entre abucheos y protestas de trabajadores de la CNTE y de la Junta Local de Caminos, y vivas de sus seguidores, Silvano Aureoles Conejo rindió su cuarto informe de gobierno en el Congreso de Michoacán. Aureoles Conejo pidió a partidos políticos y sectores productivos y sociales del estado no titubear y cerrar filas ante las actuales circunstancias que se viven. Pidió ayuda para consolidar un mejor Michoacán en los próximas dos años, sin importar quien gobierne. Ante diputados locales y federales, exgobernadores, empresarios, representantes del gobierno federal y su gabinete, exhortó a no hacer uso en la política de los problemas del estado, sino hacer política para resolverlos. Hizo votos para que las diferencias e intereses políticos e ideológicos no sean el obstáculo para sacar adelante a Michoacán. Aseguró que, pese a las complicadas condiciones y circunstancias del estado, su gobierno no se ha achicado, pues afirmó que en estos cuatro años se ha logrado avanzar en la estabilidad de las finanzas, educación, seguridad y salud. Destacó que, pese a que recibió un estado en bancarrota, hoy el gobierno tiene finanzas sanas.   Despliegan a 625 agentes Por ofensas y advertencias realizadas en redes sociales, así como por manifestaciones, principalmente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), autoridades estales optaron por desplegar un operativo de 625 elementos para resguardar el Congreso local. Los maestros disidentes, liderados por Víctor Manuel Zavala, se sumaron a la manifestación de la Junta Local de Caminos. Las fracciones del PAN, Partido del Trabajo y Morena coincidieron en que en el estado faltan empleos, seguridad y que Silvano Aureoles incumplió al sector educativo.

Comentarios