Opositores al Tren Maya están un poco desquiciados y asumen actitudes de los conservadores, dice AMLO

domingo, 5 de enero de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que hay “algunos que se consideran de izquierda” que quieren que cometa “los mismos errores del pasado” para que su gobierno quede mal.
“[...] no nos deben de confundir, porque lo que quisieran algunos que se consideran de izquierda -y lo digo de manera respetuosa- es que nosotros hiciéramos lo mismo que hacían los de antes para poder señalar: ‘ya ven, son lo mismo, son iguales’, quieren meternos a todos en el mismo costal”, fueron las palabras del mandatario.
El tabasqueño dijo que sus palabras responden ante la oposición a la construcción del Tren Maya en la Península de Yucatán.
“[...] están un poco desquiciados, los veo muy nerviosos y a veces asumen actitudes de los conservadores. Es lo que se dice a veces, que los extremos se tocan, es decir, la extrema derecha y la extrema izquierda”, indicó durante un evento en Texcoco, Estado de México.
TE RECOMENDAMOS: El CNI esboza su estrategia contra el Tren Maya Las palabras del morenista fueron dichas en un contexto en que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el Congreso Nacional Indígena (CNI) y su Concejo Indígena de Gobierno (CIG) aseguraron que se resistirán a los megaproyectos del gobierno lopezobradorista ya sea el Tren Maya, el Corredor Interoceánico -o Transístmico- o el Proyecto Integral Morelos.  Para el otrora jefe de gobierno de la Ciudad de México, la posición de los opositores al Tren Maya -de los que no mencionó nombres- se debe a que pensaban que no iba a ser posible un proceso de transformación sin violencia. OJO: La democrática imposición del Tren Maya Visiblemente enardecido, López Obrador cuestionó a los opositores al Tren Maya el por qué no se opusieron “cuando los gobiernos neoliberales entregaron 90 millones de hectáreas para la explotación minera.
“¿Saben cuánto entregaron de concesiones para la explotación minera? Repito, 90 millones de hectáreas desde Salinas hasta el último gobierno federal. ¿Saben cuánto tiene nuestro territorio nacional? Doscientos millones de hectáreas y entregaron 90 millones, el 40 por ciento del territorio nacional, y los que ahora se oponen al Tren Maya no dijeron nada absolutamente. ¿Saben cuántas concesiones hemos entregado nosotros?, ¿saben cuántas hectáreas se han concesionado para la explotación minera? Cero, ni una sola”.
Hacia el final de su discurso, el mandatario hizo un repaso de su trayectoria de “más de 40 años luchando en favor de los más pobres del país” en la época en la que “algunos dirigentes que ahora son defensores de los pueblos indígenas todavía estaban estudiando y no entendían ni han entendido lo que significan las comunidades indígenas, sus demandas y la necesidad de una verdadera, de una auténtica reivindicación”.