AMLO se deslinda de Morena: la transformación es de ciudadanos, no de un partido

lunes, 12 de octubre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro). - La crisis interna en Morena, el partido que fundó y lo llevó a la Presidencia, mereció una opinión de Andrés Manuel López Obrador: “que se pongan de acuerdo”. Su deslinde de la disputa por la dirigencia nacional fue también deslinde del partido, pues para el mandatario, el movimiento que representa “fue amplio e incluyente”, un movimiento de ciudadanos y no de partido, afirmación que remató con el cuestionamiento: “¿Qué partido tenía en 2018 a 31 millones de militantes? Ninguno”.
Debes leer: Pugna por Morena sube de tono: Muñoz Ledo dice que tomará posesión; Delgado lo tacha de espurio
El pasado viernes, al difundirse los resultados de la encuesta con la que se elige dirigente nacional en Morena, un empate técnico dejó inconformes a los candidatos Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado, el primero anunciando que tomará posesión este lunes y el segundo acusándolo de dar “golpe”. Aunque en principio no quiso opinar sobre el caso, López Obrador finalmente expuso sus consideraciones, en el sentido de que hay procesos de transformación en los que un partido se convierte en la vanguardia, mientras que en otros casos está el de los ciudadanos sin partido. “La transformación de México tiene que ver con los ciudadanos, no hay ningún partido que pueda sólo llevar en México una transformación. La hacen los ciudadanos”, añadió.
Ojo: Morena: inestabilidad garantizada
Así, el deslinde continuó: una cosa es el partido y otra cosa es el gobierno; partido es una parte, el gobierno es todo, de manera que “tenemos que representar a todo el pueblo, por eso no puedo hablar de estos temas”. El presidente López Obrador, finalmente, reiteró que no intervendrá en la vida interna de Morena, al afirmar: “Lo que quisieran mis adversarios, que es muy obvio, es que me inmiscuyera en estos asuntos. Ya tengo otros asuntos que atender para andarme metiendo en esas cuestiones”.