Una 'valla” protege a López Obrador del covid-19; "no nos acercamos nadie": Ssa

lunes, 5 de octubre de 2020 · 23:52
CIUDAD DE MÉXICO (apro). – El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que el presidente Andrés Manuel López Obrador cumple escrupulosamente las recomendaciones sanitarias sobre covid-19, sobre todo la distancia física, y subrayó que, cuando tienen reuniones, “él está con una valla literalmente porque no nos acercamos nadie”. En la conferencia vespertina en Palacio Nacional, el funcionario federal fue cuestionado respecto al contagio de SARS-CoV2 del presidente de Estados Unidos, Donald Trump y si sería deseable redoblar las medidas sanitarias alrededor de la figura del presidente López Obrador. Al respecto, comentó que desconoce todos los protocolos de los mandatarios del mundo, pero existen estándares generales para la población, pero están focalizados solo a una persona que por razones obvias tiene el más alto interés estratégico para el país. “A diferencia de lo que las redes de desinformación quisieran hacer ver, el presidente (López Obrador) se sujeta a las recomendaciones, en todo momento, una de las que más escrupulosamente sigue es el tema de la sana distancia fisica. “Él tiene literalmente dispuesto, en las distintas salas de exposiciones que tenemos reuniones con él, en un momentito vamos a tener reuniones con él, y él está con una valla porque literalmente no nos acercamos nadie”, indicó. Añadió que está bien identificado el número de colaboradores y colaboradoras que deben acercarse y periódicamente están haciendo un monitoreo continuo de esos colaboradores. “Es posible que definitivamente esto ha tenido buenos resultados y seguimos deseando que lo tenga, para la protección de nuestro presidente (López Obrador) como persona y por supuesto también como primer mandatario del país. Del presidente Trump nos alegra saber que se ha recuperado, ojalá que siga por buen camino y que se recupere del todo”, agregó el subsecretario. https://www.proceso.com.mx/651678/tras-contagio-trump-se-vuelve-promotor-del-desafio-a-covid-19
Lecciones de los países
Por su parte, el director de Epidemiología, José Luis Alomia, se refirió a las lecciones que se deben aprender de los países donde ha habido rebrotes de Covid-19, es que la pandemia todavía no ha terminado. “Por lo tanto, si en nuestra ciudad y en nuestro estado ha habido buenas noticias de que en un momento determinado la transmisión ha disminuido, que los hospitales ya no están tan saturados como lo estaban hace dos meses pues bueno esto es el resultado de la implementación de actividades comunitarias para disminuir la transmisión, los contagios y por lo tanto, la enfermedad”, indicó. En la medida en que esas acciones empiezan a no llevarse a cabo y la sociedad se empieza a descuidar, la transmisión va a continuar y, en su momento, va a generar un rebrote porque en este momento todavía hay muchas personas que son susceptibles de enfermarse, se agravarse y por lo tanto también de fallecer. https://www.proceso.com.mx/651658/coronavirus-casos-covid-19-mexico-5-octubre “En la gran parte del mundo, en la gran mayoría de los países nadie ha llegado a una proporción ni siquiera cercana que este evidenciando que se pueda llegar ya a una inmunidad colectiva que limite o disminuya la transmisión solamente por la generación de inmunidad”, apuntó. Reiteró que va a ser una epidemia larga precisamente porque hay muchas personas que todavía son susceptibles, se pueden enfermar, y es ahí donde podemos tener los rebrotes. Y todo depende de nuestra respuesta inmune. Se puede ser parte de la gran mayoría de casos que a lo mejor enfermo de manera leve y que no tuvo necesidad de acudir a un hospital o que inclusive no tuvo signos o síntomas de enfermedad. “El problema sería que fuéramos parte de al menos ese 20 por ciento que si generó una enfermedad grave y que si además tenemos un factor de riesgo o una comorbilidad pues entonces incrementa lógicamente nuestro riesgo de hospitalizaron y de fallecimiento”, añadió. Por eso, explicó, existe el semaforo de riesgo Covid y uno de sus principales objetivos es precisamente el de monitorear semana con semana cuál es el comportamiento de riesgo a nivel nacional. Si es bajo, dijo, pueden incrementarse un poco las actividades. Pero no se regresa a lo que hacíamos anteriormente antes de que existiera la epidemia. Siempre hay restricciones, siempre hay disminución de aforos, siempre hay disminución de movilidad prácticamente en todos los niveles y si el semaforo detecta de manera oportuna el signo de que el riesgo se está incrementando y esto es directamente proporcional al hecho de que se está aumentando la posibilidad de transmisión. Por eso, agregó, se ha dicho un semáforo verde puede regresar a un amarillo y un amarillo a un naranja y un naranja a un rojo, por supuesto que puede suceder. “Precisamente lo que el semaforo pretende es decir, estás incrementando tu riesgo, cierra tus actividades porque si no lo haces entonces vas a caer en riesgo de un rebrote”, destacó. Respecto a la realización de pruebas a granel, insistió en la imposibilidad de que sea un método efectivo para darle un seguimiento epidemiológico a la pandemia y lamentó que en esta equivocada idea se sumen también grupos políticos y legisladores, generando más desinformación. “Para nosotros basta la detección de un caso sospechoso para interpretar información valiosa” que darán a conocer en las conferencias de prensa, aseguró.