Covid 19

Empresarios protestan por cierre de comercios en NL; no es una medida oficial, alegan

La Cámara Nacional de Comercio en la entidad pidió al gobernador reconsiderar la orden de cerrar establecimientos comerciales los fines de semana
sábado, 5 de diciembre de 2020

MONTERREY, NL (apro).- Empresarios neoleoneses manifestaron su molestia por el cierre de establecimientos comerciales los fines de semana, medida anunciada ayer por el gobierno estatal para evitar la movilidad y frenar los contagios de covid-19.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en la entidad, Gabriel Chapa Muñoz, pidió al gobernador Jaime Rodríguez que reconsidere esa disposición, porque –subrayó-- no ha sido oficializada mediante un decreto.

El secretario de Economía y Trabajo, Roberto Russildi, anunció ayer que debido al incremento de contagios y de ocupación hospitalaria, se impondrán cierres --los días sábado y domingo-- en establecimientos no esenciales, del 5 al 21 de diciembre. La medida incluye supermercados.

En entrevista televisiva, Chapa Muñoz dijo que estos cierres los próximos tres fines de semana provocarán pérdidas por hasta 7 mil 38 millones de pesos a los comerciantes formales en la entidad.

Señaló que la inconformidad entre los empresarios es generalizada, por lo que continuarán insistiendo en que Rodríguez Calderón revierta la medida porque es innecesaria y no ofrecerá resultados favorables.

“No fuimos consultados y estamos en total desacuerdo. Entendemos que quieran tomar decisiones en pro de la salud, pero ésta no es la mejor. Ya lo hemos visto en otros estados como Tamaulipas y Chihuahua, que cerrar en fin de semana no abona en nada”, mencionó.

Asimismo, manifestó que el gobierno estatal debió considerar, por ejemplo, que, si actualmente el aforo en los comercios es limitado al 30%, podrían reducirlo al 20%, pero no decretar una clausura definitiva de dos días a la semana.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Nuevo León también expresó su inconformidad por las restricciones. Si bien buscan reducir los contagios, son excesivas e inoportunas, recalcó.

“No entendemos por qué, siendo que en todo momento el sector empleador ha mostrado la disposición para colaborar ante los esfuerzos por contener la propagación del virus, en esta ocasión decidieron anunciar estas nuevas medidas de una manera unilateral y sin una previa consulta con el sector afectado”, expresó en un comunicado.

El gobierno de la entidad –abundó-- omitió analizar otras opciones menos drásticas, que pudieron ser más efectivas, como el reforzamiento de la vigilancia y la inspección para que se cumplieran los protocolos de salud.

“Como representantes del sector empleador estamos abiertos al diálogo. Esperamos que el gobierno del estado recapacite. Lo invitamos a reconsiderar y a que, a través de la comprensión y el compromiso, trabajemos juntos para encontrar opciones que ayuden a sortear el difícil momento que vivimos, sin provocar afectaciones tan severas a la actividad económica”, concluyó.

En los supermercados de la zona metropolitana, esta mañana se observaron largas filas de personas que acudieron a hacer compras de pánico a causa de la clausura del próximo fin de semana que anunció el gobierno.

Gobierno desmiente a Canaco

Russildi Montellano desmintió a la Canaco al afirmar que son irreales las cifras que aporta sobre el daño que generaría a los comercios el cierre ordenado, los próximos fines de semana.

En conferencia de prensa, este viernes, el funcionario estatal dijo que al aplicar esa medida el gobierno estatal busca que las concentraciones de consumidores en tiendas, que ocurren sábado y domingo, se dispersen los otros días de la semana.

“No coincido con los números que dice la Canaco de los 7 mil millones de pesos que proyectan como pérdida. La gran mayoría de los comercios que venden ropa, calzado y electrodomésticos, muebles, están abiertos de lunes a viernes. No son compras de ocasión o de impulso. Si con el aguinaldo planeo llevar una televisión a mi familia y el sábado y domingo está cerrado, entonces la voy a comprar el lunes, martes o miércoles”, apuntó.

Por su parte, el secretario de Salud de Nuevo León, Manuel de la O, minimizó las protestas de los empresarios y sostuvo que los ciudadanos le han demandado que aplique medidas severas para evitar más contagios.

“No pasa nada. Son tres fines de semana. Estoy seguro que vamos a tener buenos resultados, pero ayúdennos. Muchas personas me dicen que use la cárcel y la fuerza. Hay que generar conciencia. No quiero que el Consejo de Salud vaya a tomar otras decisiones más fuertes y afectarnos a todos”, advirtió.

Comentarios