Abril cerrará con más de 744 mil empleos perdidos por covid-19: Conasami

viernes, 24 de abril de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) estimó que, a consecuencia de la emergencia sanitaria, al cierre de abril se perderán más de 744 mil empleos. “El número de asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se redujo en 130 mil 593 puestos. Sin embargo, en los primeros seis días de abril se perdieron 148 mil 845 puestos; a ese ritmo, este abril podría cerrar con una baja de 744 mil 225 empleos”, pronosticó. En un comunicado, la Conasami explicó que el salario diario promedio asociado a asegurados se ubicó en 399.30 pesos en marzo, lo que representa un incremento de 7.1% en comparación anual y el más alto desde diciembre de 2003. “La causa obedece a la pérdida de empleos en los rangos salariales más bajos e inflación favorable. Los trabajadores que perdieron su empleo en el mes se concentran entre quienes perciben uno y dos salarios mínimos, seguido de los trabajadores que ganan más de cinco salarios mínimos”, indicó. En el caso de los trabajadores que perciben entre dos y cinco salarios mínimos, aclaró, el incremento en el número de asegurados posiblemente se dé en sectores que ante la emergencia sanitaria no vieron la necesidad de afectar sus operaciones o necesitarán mayor personal para superar la crisis. Según el organismo, el rango de edad de las principales personas afectadas es de 30 años o menos, pues las empresas suelen prescindir su relación laboral con los jóvenes en tiempos de crisis. “Por lo mismo, cobra especial importancia el reforzamiento del programa Jóvenes construyendo el futuro, que ofrece opciones a este segmento de la población”, afirmó. Por tamaño de patrón se observan reducciones mensuales en aquellos con más de seis asegurados, aunque en la comparación anual sólo hay reducciones en patrones con entre 251 y mil empleados. “De ahí la relevancia del programa de un millón de créditos a la palabra, por 25 mil pesos, para los micro y pequeños empresarios solidarios con sus trabajadores que no recortaron personal ni redujeron salarios, lo que constituye una forma para evitar que pasen a la informalidad, esfera de precariedad laboral y sin seguridad social. “Este criterio debe extenderse a otros programas que eventualmente se diseñen para reconocer y compensar a las empresas que están a la altura de las circunstancias”, consideró. Por todo ello, la Conasami planteó que, junto con las medidas anunciadas por el gobierno, es necesario dar prioridad y apoyos a los 10 millones 891 mil trabajadores que ganan hasta un salario mínimo. Y urgió a incorporar a los trabajadores informales a la seguridad social para reducir su vulnerabilidad, después de dictadas las medidas por la emergencia sanitaria por el covid-19, desde marzo, y que continuaron en abril y seguirán en mayo. En cuanto al salario promedio por sectores, la construcción tuvo los mayores incrementos anuales, a pesar de que enfrenta una situación de desaceleración, pero en general todos los sectores tuvieron variaciones positivas del salario promedio en comparación anual, y sólo el comercio y los servicios sociales presentaron variaciones negativas mensuales. Tabasco y Campeche fueron los estados con mayores incrementos en el número de asegurados, dando señales de recuperación. Nueve entidades muestran una variación negativa en el número de trabajadores asegurados, de las cuales Quintana Roo es la más afectada por la paralización del turismo. “Al hacer el análisis por zonas salariales se observa que tanto en la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN), como en el resto del país, hay una fuerte disminución del ritmo de crecimiento de los asegurados. En el caso de la ZLFN la variación es negativa, de -0.19%, mientras que el resto del país aún presenta un incremento de asegurados frente al mismo mes del año pasado, pero sólo de 0.78%. El salario promedio en la ZLFN se incrementó 1.9% real anual, a 11 mil 716.56 pesos mensuales. En el resto del país el incremento fue de 4% real anual a 11 mil 320.26 pesos mensuales”, añadió. Respecto al salario, en la ZLFN el incremento real en todos los deciles ronda el 3%, aunque en algunos tramos es más alto y en el resto del país los más beneficiados fueron los trabajadores que menos ganan, pues conforme se avanza en la distribución, el incremento se desvanece. No obstante, la Conasami destacó la importancia de eventuales cambios en los porcentajes por la fuerte eliminación de puestos de trabajo en marzo y abril.

Comentarios