Justicia española da luz verde a la extradición de Emilio Lozoya

lunes, 6 de julio de 2020 · 08:06
MADRID (apro).— La Sala Penal de la Audiencia Nacional acordó la extradición a México de Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex, donde será juzgado en dos causas por asociación ilícita, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita en los casos Agronitrogenados y Odebrecht. El preso podría estar viajando a México de manera inminente, porque el fallo fue resuelto el jueves 2 y al tratarse de un procedimiento simplificado no requiere que pase por la aprobación del Consejo de Ministros. Fuentes judiciales informaron que, una vez que pasen los tres días hábiles –que se cumplirían este martes 7—, la sala notificará a Interpol para que se proceda la entrega de quien formó parte del círculo cercano del expresidente Enrique Peña Nieto. En su auto –fechado el día 2, pero hecho público hoy—, los magistrados de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal señalan que se cumplen los requisitos para su entrega, y que el propio acusado presentó un escrito el lunes 29 de junio “en el que aceptó ser extraditado a su país y renunció al principio de especialidad”, que es la prohibición de ser perseguido por hechos distintos de los que motivaron la solicitud de extradición. El auto, firmado por los magistrados José Antonio Mora Alarcón (presidente de la sala segunda), José Ricardo de Prada y María Fernanda García Pérez (ponente) cita que la primera causa por la que Lozoya es reclamado por México es por comprometerse con la empresa Altos Hornos de México (AHMSA), representada por Alonso Ancira, “a conseguir que la entidad paraestatal le otorgase ilícitamente contratos de obra en el país, a cambio de una cantidad de dinero, que posteriormente el reclamado utilizó para la compra de un inmueble”. Es por ello que entre junio y noviembre de 2012, AHMSA realizó cinco transferencias por tres millones 400 mil dólares a la cuenta en Suiza de la sociedad Tochos Holdging Limited, cuyo beneficiario es Lozoya, si bien sus acciones y activos había trasladado a su hermana Gilda. Estas transferencias tuvieron lugar el 12 de junio de ese año y el 1, 9, 16 y 28 de noviembre, cuando Lozoya abandonó OHL México y se unió al gabinete de transición del presidente electo Enrique Peña Nieto, entre el 4 de septiembre y el 20 de noviembre del mismo año. Asimismo, entre noviembre de 2010 y diciembre de 2011 Tochos Holding ingresó en cuentas bancarias de las que era titular Lozoya, un total de 60 mil dólares “sin causa que justificase dichos pagos”, señala la reclamación mexicana. Luego, la misma sociedad (Tochos Holding) ingresó en una cuenta de María del Carmen Ampudia un importe de dos millones 580 mil dólares para la adquisición de la vivienda ubicada en ladera número 20 casa 11 Colonia Lomas de Bezares”. En diciembre de 2013, Lozoya, como titular de Pemex, propuso al Consejo de Administración de la paraestatal que su filial Agroindustria SA, comprase los activos de la planta de fertilizantes Agronitrogenados, “pese a que los diversos informes desaconsejaban la compra, dado que la planta había permanecido inactiva durante 14 años, por lo que era necesario invertir una gran cantidad de dinero para que volviese a operar con normalidad”. El valor del inmueble fue de 264 millones de dólares, pero por su avanzado estado de deterioro fue necesario invertir 450 millones para su rehabilitación.
Lozoya, Odebrecht y el PRI
La otra causa por la que la Audiencia Nacional aprueba la extradición de Lozoya a México, es por los sobornos que recibió de directivos de primer nivel de la compañía brasileña Odebrecht. Recuerda que desde 2009, cuando Lozoya era director del Foro Económico Mundial de América Latina mantuvo encuentros con Luis Alberto de Meneses, director superintendente de la constructora brasileña en México, al que aconsejaba sobre la manera de desarrollar negocios en dicho país. A cambio de esa ayuda para su posicionamiento en Veracruz, Tamaulipas e Hidalgo, en marzo de 2012, Lozoya solicitó a Meneses que realizase “un pago a su favor para apoyar la campaña política del partido PRI, llevando a cabo la mercantil en los meses abril a junio y en noviembre de 2012 hasta ocho transferencias que sumaban cuatro millones de dólares” a la sociedad Latin América Asia Capital Holding LTD y Zacapan S.A., vinculadas a Lozoya y su familia. Parte de ese dinero se destinó el 23 de agosto de 2013, a la compra de un inmueble de 1.9 millones de dólares en el estado de Guerrero a nombre de Marielle Helen Eckers, esposa de Lozoya. Como director de Pemex, Lozoya entregó en 2013 un contrato de forma directa a Odebrecht por 1,436 millones 398 mil pesos mexicanos para obras de la refinería de Tula, Hidalgo, que deberían ser licitados pública e internacionalmente. A cambio de esta adjudicación directa, Odebrecht se comprometió a pagarle a Lozoya un soborno de 6 millones de dólares, una vez firmado el contrato en febrero de 2014. De esa cantidad, Lozoya recibió cinco millones de dólares mediante cinco transferencias a la cuenta bancaria cuya titularidad correspondía a la sociedad Zecapan, S.A. que se realizaron el 6 y 12 de diciembre de 2013, el 24 de febrero, 11 y 20 de marzo de 2014. Te recomendamos: Lozoya, listo para hablar