FGR

Gertz amaga con "juicio internacional" contra la DEA por el caso Cienfuegos

"¿Cómo si tú tienes un asunto y una investigación sólida con pruebas irrefutables, las presentas ante un juez y luego te rajas?" cuestionó en entrevistas radiofónicas el titular de la FGR. "No encontraron elementos y vamos a ver cómo les echamos las bolita a éstos; no, hombre, están locos", añadió.
martes, 19 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, emprenderá un juicio internacional contra la Administración de Control Antidrogas (DEA), o los involucrados en el caso contra el exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, para conocer por qué retiraron los cargos en su contra.

En entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva, Gertz Manero calificó de “locos” a los estadunidenses involucrados en dicha investigación y aseguró que llegará hasta las últimas consecuencias.

Enlistó los cuestionamientos a los que someterá a las autoridades estadunidenses:

“Vamos a ver por qué lo perdonaron, ¿consideraciones internacionales? Esas consideraciones internacionales las pudieron tener siete años antes. ¿Por qué antes sí y ahora no? ¿Por qué cuando ya lo tenías presentado ante el juez? ¿O qué? No encontraron elementos y vamos a ver cómo les echamos las bolita a éstos, y luego les aventamos a todos nuestros incondicionales para que los fastidien y que se lleven la friega. No, hombre, están locos, no nos vamos a dejar, no lo vamos a permitir, vámonos a juicio en los niveles internacionales”, aseguró.

–¿Contra quién sería ese juicio? –le preguntó el periodista.

–“(Contra) quienes hayan acusado, o los que hayan llevado ese juicio, quienes hayan obtenido esas pruebas, o quienes hayan llegado a la conclusión de que las conversaciones verdaderamente ridículas entre dos hampones que ya se murieron son suficientes para armar un caso como este”, expresó.

Para Gertz Manero, las autoridades estadunidenses retiraron los cargos porque en realidad no tenían pruebas contra el general Cienfuegos.

Y no, como argumentó el gobierno norteamericano, que retiraron la acusación por cuestiones de política exterior:

“No me vengan con ese cuento, lo que pasa es que no tenían elementos, la política exterior es una cosa y la justicia es otra, no vamos a entrar a ese tipo de consideraciones que son absolutamente irrelevantes.

“Cuando hay una acusación hay una acusación y eso está en manos del poder judicial y si ellos están alegando que es por consideración por qué no lo dijeron antes y no andan deteniendo gente a los que después perdonan. Todo esto huele muy feo y hay una serie de contradicciones que son absolutamente inválidas”, expresó.

“¿Cómo si tú tienes un asunto y una investigación sólida con pruebas irrefutables, las presentas ante un juez y luego te rajas? Y luego dices que retiras los cargos por razones de quien sabe qué cosa. Eso no tiene ningún valor en un procedimiento penal".

 En la entrevista con Gómez Leyva, Gertz Manero dio a conocer lo que le comunicó al gobierno de los Estados Unidos y a la DEA:

“Les dije que ahí está su expediente y que nosotros estamos declarando el no ejercicio, que ellos tienen todo el derecho de irlo a defender y que se publicó el no ejercicio para quien quiera ir a juicio, porque vamos a ir a juicio y no sólo lo vamos a llevar en México, este es un asunto de carácter internacional y lo vamos a llevar a los niveles que tengamos que llevarlo porque esto es un linchamiento”.

“Nosotros vamos a ir a todas esas instancias. Es más, yo voy a acudir a las instancias internacionales porque esto no se puede quedar así”.

 

“Nosotros ya notificamos a Estados Unidos el no ejercicio de la acción penal para que ellos hagan lo que tienen qué hacer, no  es el final de un asunto”, aseguró Gertz

“Ellos pueden ir, y ojalá lo hagan, a juicio. Aquí en México, alegando lo que nosotros hicimos. Ojalá y lo hagan. Ya están notificados y todas esas argumentaciones de orden internacional, de esto y de lo otro. ¡Qué argumenten lo que les dé la gana! Ahorita el asunto está abierto”, comentó.

Destacó que el no ejercicio de la acción penal es una primera acción en el proceso penal que es absoluta y penalmente combatible. “La pueden combatir todas las organizaciones que quieran y tengan pruebas ¿eh? Porque no es nada más ir a los medios a escandalizar. Hay que ir ante el Ministerio Público y hay que hacer esto de una forma legal y te lo digo, como esto es un asunto internacional, lo voy a llevar a nivel internacional”, resaltó.

“Voy a consultar y voy a pedir su consejo a Sergio García Ramírez que fue el que estuvo en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a Bernardo Sepúlveda que estuvo en la corte de La Haya. Esto no se va a quedar así ni se va a convertir en un proceso de linchamiento, de ninguna manera”, añadió.

Porque está en juego la legitimidad, la juridicidad, los derechos humanos, porque se está señalando que la fiscalía actuó de manera parcial, que no actuó como un órgano autónomo, que perdonó a una gente que ya la habían perdonado los americanos, afirmó.

 

“¿El chiste es darme en la madre?”

 

A su vez, en entrevista con Carmen Aristegui, el funcionario aseguró que Estados Unidos no tenía pruebas sobre el caso del extitular de la Sedena y que no era sólida la investigación que tenían.

“Nosotros iniciamos un procedimiento y le solicitamos al Departamento de Justicia de EU, que nos mandara todas las pruebas que tuviera sobre ese caso. ¿Sabes lo que nos mandó? Lo mismo que le mandó al gobierno de México, no nos mandó lo que nosotros le pedimos”.

Continúa:

“Nosotros le pedimos que dijera qué fue lo que se le presentó ante el juez al gran jurado, cómo se obtuvieron los permisos para hacer todas las intercepciones, qué fue lo que se alegó en esos permisos, quién los dio, cómo se está haciendo una imputación por cuenta de dos delincuentes que estaban hablando de un tercero, y que los dos delincuentes están muertos.

“¿Cómo les voy a tomar declaración a dos muertos?, ¿cómo voy a saber todo lo que ocurrió si lo único que me mandan es lo que ya le mandaron al gobierno y que no me es suficiente?”, subrayó.

Cuando Aristegui le comentó que no era verdad lo del “perdón” de los estadunidenses, el fiscal contestó: “¿Cómo que no lo perdonaron? Retiraron los cargos, te lo vuelvo a explicar. Nada más déjame decirte una cosa. Todos somos inocentes, todos, hasta que no se nos prueba que seamos culpables”, agregó.

Siguió: “Lo único que analicé fueron pruebas que ellos ya se habían desistido. Se desistieron de las pruebas, caray, lo he dicho y lo he repetido y lo repetiré cuántas veces sea necesario, ¿por qué se desistieron? Es cosa de ellos”.

–¡Porque el Estado mexicano se los pidió! –exclamó Aristegui.

­Bueno, qué se lo pida quién quiera, ese no es un asunto que a mí me importe.

“Porque ahora resulta que tengo que dar cuentas por lo que hace el gobierno y luego me dicen que no tengo que dar cuentas de lo que hace el gobierno, porque soy autónomo y que no soy autónomo. ¿El chiste es darme en la madre? ¿En serio? N’ombre, yo no me voy a dejar, no voy a dejar que la Fiscalía la atropellan”, destacó.

–¿Quién le quiere dar en la madre a la fiscalía según usted?

­–Lo que están diciendo todas las cosas de todo lo que han estado hablando. ¿O qué quieres? ¿Qué te haga un listado con cada uno de ellos? ¿Para qué me agarre en un pleito con cada uno? N’ombre. ¡Por favor!

De ese modo, se defendió de lo que llamó “una cantaleta de descalificaciones” en su contra, incluyendo el conflicto de interés, que estaba gravemente enfermo, que estaba a punto de renunciar, de afectaciones a los derechos de las mujeres, de colaborar con un proyecto legislativo y de no querer procesar al exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya,

“Esto es un asunto de fondo, no podemos seguir estando en manos de toda una descalificación permanente, en una conducta de defensa social y defensa jurídica como la que estamos llevando en este país, todos los días salen a descalificarnos”, aseveró.

La víspera, más de 300 organizaciones civiles, colectivos y activistas solicitaron al presidente, Andrés Manuel López Obrador, que remueva a Alejandro Gertz Manero como fiscal General de la República, porque la reciente exoneración del general Salvador Cienfuegos es “la última prueba de que México necesita un nuevo fiscal, no una nueva ley”.

Al respecto, comentó: “Exactamente, quiere decir que todas esas personas que hacen esa petición están partiendo de un principio que es exactamente todo lo contrario de lo que han estado defendiendo desde un principio, el principio primero de inocencia fundamental, porque no ha habido la oportunidad de demostrar que ese señor es culpable y, segundo, el control procesal, ¿no tienen derechos los acusados?”, cuestionó.

 

Comentarios