Guanajuato

Balean en León al director de Cereso Mil de Valle de Santiago

El director del Cereso Mil de Valle de Santiago fue baleado por sicarios cuando salía de su domicilio en León; fue trasladado a un hospital, donde se le reportó grave.
jueves, 22 de abril de 2021

LEÓN, Gto. (apro).- El director del Centro de Prevención y Readaptación Social del Cereso Mil en Valle de Santiago, Óscar Guillermo Ríos Álvarez, fue víctima de un atentado, en el que resultó gravemente herido, la mañana de este jueves.

La agresión ocurrió muy cerca de donde vive el presidente municipal leonés, el panista Héctor López Santillana.

Tras el ataque, los responsables dejaron una cartulina en la que se dirigen amenazas hacia el director del Sistema estatal penitenciario, Juan José González.

El director del Cereso Mil salía de su domicilio en esta ciudad para dirigirse a sus actividades en dicha penitenciaría, ubicada a poco más de 100 kilómetros de León, cuando un grupo armado que aparentemente lo esperaba le disparó.

La agresión ocurrió a las 8 de la mañana en las inmediaciones del domicilio del funcionario de la Secretaría de Seguridad Pública del estado, en la colonia León Moderno.

Testigos refieren que se escucharon numerosos disparos. Después, uno de los sicarios colocó una cartulina con el mensaje de amenazas contra el director estatal del sistema penitenciario, Juan José González, un hombre muy cercano al titular de la Secretaría de Seguridad, Álvar Cabeza de Vaca.

González fue además secretario de Seguridad Pública en Celaya y otros municipios.

Óscar Guillermo Ríos fue llevado en estado muy grave a un hospital, con varias heridas de bala.

La Secretaría de Seguridad Pública informó en un comunicado que el funcionario fue “atacado sin motivo aparente por un grupo de sujetos armados”, sin dar más detalles.

Después de lo ocurrido, la zona fue fuertemente resguardada por corporaciones estatales y federales.

Otros ataques

En febrero del 2019, el jefe de custodios de este centro penitenciario, Édgar González, fue acribillado en la ciudad de Guanajuato, donde residía, cuando se encontraba en su automóvil y llevaba a uno de sus hijos a la escuela.

En septiembre del mismo año, cinco custodios fueron emboscados y asesinados en un tramo carretero cercano al Cereso, cuando viajaban en un vehículo oficial, aparentemente en un traslado hospitalario.

Y el 23 de marzo del año pasado, dos custodios murieron y otros dos quedaron heridos en un ataque similar cuando habían salido de su turno y viajaban en el automóvil particular de uno de ellos, en la carretera del Cereso a Pueblo Nuevo.

Comentarios