Mérida

Fiscalía de Yucatán detiene a 4 policías de Mérida que causaron la muerte de veracruzano

La Fiscalía de Yucatán confirmó la captura de cuatro policías de Mérida que detuvieron de forma arbitraria, abusaron y torturaron a un joven de 23 años originario de Veracruz que murió días después.
sábado, 7 de agosto de 2021

MÉRIDA, Yuc. (proceso.com.mx).– Rebasado por la indignación ciudadana, el gobierno de Yucatán dio a conocer la captura de cuatro policías municipales por su probable participación en la detención arbitraria, violación sexual y tortura de un chico que, debido a las lesiones que le causaron, falleció en el hospital.

Dora María Ravelo Echevarría, madre de la víctima, José Eduardo, de 23 años de edad, explicó que son originarios de Veracruz y que el chico vino recientemente a Mérida en busca de empleo para contribuir al sostenimiento de su familia, pero el pasado 21 de julio, cuando iba a una entrevista de trabajo, fue detenido sin causa justificada en el Parque de San Juan.

Después de lo ocurrido, su hijo se comunicó con ella para informarle lo que le sucedió; detalló que al muchacho se le regaron sus documentos y, cuando los recogía, lo abordaron los policías con el argumento de que su actitud era sospechosa.

Al ser interrogado, el chico les hizo saber a los policías que era de Veracruz, que vino a buscar trabajo y que estaba solo en Mérida. Lo detuvieron, lo violaron tumultuariamente y lo torturaron. Como resultado, ingresó en estado de gravedad por perforación de pulmón al hospital O´Horán, donde falleció el pasado 3 de agosto.

No obstante, alcanzó a denunciar ante la Fiscalía General del Estado (FGE) lo que le pasó.

Tras el fallecimiento de José Eduardo, su madre recurrió a medios locales para exponer públicamente su caso, exigir justicia a las autoridades y pedir el apoyo de la ciudanía para cubrir los gastos hospitalarios y del traslado del cuerpo a Veracruz.

Pero fue más enérgica la reacción de la ciudadanía que la de la Dirección de la Policía Municipal de Mérida y del Ayuntamiento, del que depende esa corporación a la que pertenecen los agentes implicados.

“En relación a la nota que está circulando sobre un joven que fue asegurado el 21 de julio en el parque de San Juan, y que lamentablemente falleció posteriormente, la Dirección de la Policía Municipal de Mérida informa que puso a disposición de la Fiscalía General del Estado toda la información disponible para esclarecer estos hechos”, dijo en un comunicado el pasado 5 de agosto.

No obstante, el 6 de agosto, en el velorio de la víctima, su madre insistió ante los medios de comunicación en su clamor de justicia para José Eduardo y, antes de partir a Veracruz, se plantó con el féretro a las puertas del Palacio de Gobierno, para exigirle al gobernador Mauricio Vila Dosal y al presidente Andrés Manuel López Obrador que no permitan que este crimen quede impune.

Aunque la mujer pidió hablar con Vila, fue el director Jurídico de la Secretaría General de Gobierno (SGG), Gabriel Puc Maldonado, quien la atendió.

Esta tarde, en medio del clamor ciudadano, el gobernador informó en sus redes sociales que la Policía Estatal de Investigación de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) detuvo a cuatro agentes de la policía municipal por su probable responsabilidad en la muerte de José Eduardo.

“Lamento los hechos ocurridos en contra del joven J.E.R.E. originario de Veracruz. Les informo que los policías municipales presuntos responsables de este crimen ya fueron capturados y aplicaremos la Ley hasta las últimas consecuencias”, aseguró.

“Nos unimos a la pena que embarga a la familia y les reiteramos nuestro apoyo a través de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas y de la Fiscalía General del Estado de Yucatán que investiga los hechos porque en nuestro estado no hay espacio para la impunidad y se hará justicia con todo el peso de la ley”, añadió.

El gobierno del estado informó en un comunicado que la SSP y la FGE  ejecutaron hoy las órdenes de aprehensión “contra cuatro individuos, por su probable participación en delitos que resultaron en el fallecimiento de un joven”.

Dijo que “los detenidos son J.E.H.H., E.M.R.L., A.G.G.M. y R.G.B.R., todos ellos agentes de la Policía Municipal de Mérida, cuando se cometieron los presuntos hechos”.

Poco antes, el alcalde Renán Barrera Concha, quien repetirá en el cargo, finalmente emitió un pronunciamiento en el que lamentó el fallecimiento del joven “en extrañas circunstancias” que ya se investigan, y aseguró que el crimen no quedará impune.

Hasta hoy expresó sus condolencias a los deudos de la víctima.

“Desde aquí expreso mi más profunda solidaridad y condolencias a su madre, a su familia en general, junto con mi compromiso de brindar todo el apoyo que requiera, especialmente para el esclarecimiento de las circunstancias y de las causas que provocaron la muerte de José Eduardo”, dijo.

Y opinó: “Se trata de una pérdida irreparable y dolorosa para su familia y para la sociedad, pero estamos convencidos de que la claridad y la justicia con que se trate este caso en algo ayudará a dar consuelo a sus familiares”.

Comentarios