Aumenta la actividad delictiva en el DF y Edomex, revela encuesta

viernes, 17 de diciembre de 2010

MEXICO, D.F., 17 de diciembre (apro).- La Encuesta de Victimización y Eficacia Institucional (ENVEI), que hoy se dio a conocer, muestra un ascenso de la actividad delictiva en el estado de México y el Distrito Federal.
          El documento, elaborado por el Centro de Estudios de Investigación y Docencia Económica (CIDE), revela que en cada 39 de 100 hogares en ambas entidades por lo menos uno de sus miembros padeció el submundo del delito en 2009.
           “Éste es un llamado a no dejar de atender ese fenómeno que afecta a todos”, dijo en la presentación del reporte el responsable del proyecto, Rodolfo Sarsfield.
           El estudio resalta un aumento considerable en el índice de delitos violentos, duplicado en un lapso de dos años. El número de casas en las que al menos una persona sufrió un delito en el que se ejercicio la violencia llegó al 22% en el Distrito Federal y al 23% en el edomex.
            Por su parte, Juan Salgado, director del Programa de Estudios de Seguridad Pública y Estado de Derecho del CIDE (PESED), advirtió: “Esta encuesta habla de delincuencia común, el día a día de los ciudadanos. La mala noticia es que esa va para arriba, pero lo más preocupante es que los delitos violentos son los que se están incrementando particularmente y que nos toca a todos como ciudadanos”.
            A su vez, José Antonio Caballero, director de la División de Estudios Jurídicos del CIDE, aportó más datos. “El uso de armas de fuego aumentó 50% para 2009 en comparación con 2007. Eso habla de una sociedad más violenta”.
          Añadió: “En el mismo periodo aumentaron más de un 100% las riñas entre vecinos y el vandalismo, delitos que no refieren una ganancia económica, que hablan del ánimo de la sociedad”.
          Dijo que también el robo a transeúntes creció 10 puntos porcentuales entre esas fechas en el Distrito Federal y el Estado de México.
          El índice de delitos “serios”, que en los criterios del CIDE reporta las personas que sufrieron un delito patrimonial de más de mil pesos, alcanzó a una de cada cuatro viviendas.
           Además, la evaluación de los ciudadanos sobre la justicia es desalentadora. Juan Salgado explicó que, según los datos recogidos en la ENVEI, el desempeño institucional no parece mejorar en la percepción de los ciudadanos.” Los niveles son muy bajos. La gente no se siente cómoda de acercarse a la policía, al Ministerio Público, a los juzgados. Es una pésima noticia que en un estado de derecho las personas no confíen en los responsables de hacer que se cumpla ley”.
            La sensación de impunidad, de que la ley no se cumple, es un factor aún más determinante que el monto de las penas, alerta la ENVEI. “Hay un lugar común en los medios de comunicación respecto de pensar que la solución es incrementar el monto de las penas. La solución es que las penas que existen sean mayormente probables de ser cumplidas. La sensación de impunidad es un núcleo fundamental para fomentar el delito”, explicó el doctor Sarsfield.
            El estudio afirma que la certeza de que se va a aplicar la ley es muy baja. Señala que las personas que creen que si cometen un delito podrían “librarla”  o que serán perdonadas por una “mordida”, es un reflejo de la impunidad, la descomposición social e institucional.
           Por robar una cartera o un bolso, casi el 92% de los encuestados contestó pensar que no sería sancionado. Casi el 70% dijo que se safaría con una “mordida”. Más grave aún, 50% de los encuestados en el DF y el Edomex dijo que de igual manera se salvaría de ser detenido vendiendo droga y casi el 30% dijo que el soborno los libraría de la cárcel en caso de que cometieran el delito de abuso sexual.

Comentarios