Urge resolver estatus legal del DF: Ebrard

lunes, 19 de julio de 2010

MEXICO, D.F., 19 de julio (apro).- El jefe del Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, censuró hoy el “trato fiscal” de que es objeto la Ciudad de México, y llamó nuevamente a encontrar una solución que beneficie a las próximas generaciones.
            Dijo: “No estamos pidiendo privilegios para la ciudad, sino sentido común para el país. No hay forma de que México salga adelante si la capital no lo hace”.
           Al inaugurar el Foro Internacional de Capitalidad, Ebrard dijo que, desde el punto de vista del erario, “el modelo actual es injusto y disfuncional, además de que provoca muchos conflictos y tiene demasiadas áreas que no son claras en cuanto a la distribución de responsabilidades locales y federales”.
           Añadió que las circunstancias actuales constituyen un momento “muy oportuno” para la transformación.
            En el acto, en el que estuvieron presentes la presidenta de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, Alejandra Barrales; el ministro de Hacienda de Buenos Aires, el secretario de Hacienda de Río de Janeiro y funcionarios de las ciudades de Los Ángeles y Washington, Ebrard señaló que debe plantearse con otras instancias a nivel nacional el futuro que debe tener el arreglo institucional de la ciudad de México respecto de los poderes federales y, en general, de la gestión pública en el Valle de México.
           “La mejor forma de conmemorar el Bicentenario de la Independencia en la ciudad sería resolver ese problema, que llevamos de 1824 a 2010, y todo depende de una decisión política, nada más”, insistió.
          Dijo que, aunque se podrá decir que la ciudad ya no aumentará su población, en el Valle de México hay zonas que están creciendo 3.2% al año, lo que significa que la urbe deberá contar también con esas variables.
          Ebrard señaló que lo que siempre se argumentó para que el Distrito Federal no tuviera autoridades locales, fue que sería disfuncional con el Poder Ejecutivo, por lo que habría que mantener una situación anómala de restricción de los derechos en la ciudad.
          “Por eso se piense que ahora es un momento muy oportuno, porque si todo sale bien la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) estaría revisando muy pronto lo que se convertiría en la Constitución de la Ciudad de México, para garantizar las libertades y derechos de quienes residen en ella”, afirmó.
           Además, Ebrard dijo que se deberá plantear cuál es el futuro fiscal de la ciudad de México, pues con el actual arreglo, indicó, la urbe tendría una crisis en la materia antes de que termine esta década.
          “Es un absurdo el trato fiscal que tiene la capital del país a nivel nacional”, añadió, y dijo que la inversión en la ciudad debe corresponder a los ingresos que genera y su potencial e ingreso económico dentro de la economía del país.
         “Desde el punto de vista fiscal, de inversión y de desarrollo regional necesitamos una corrección en el rumbo que llevamos”, indicó.