Aumenta violencia en escuelas, advierte Ebrard

martes, 7 de septiembre de 2010

MEXICO, D.F., 7 de septiembre (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, alertó hoy sobre la expansión de la violencia en las escuelas, sobre todo en las secundarias, donde se practica de manera exponencial el llamado “bullying”.
    Durante la presentación del primer manual en México “Escuelas aprendiendo a convivir”, Ebrard dijo que 44% de alumnos y alumnas han participado en la dinámica de la violencia, mientras que 99% reporta haber ejercido, recibido u observado estos actos en los planteles escolares.
Afirmó que la expansión de prácticas violentas –incluso en los centros educativos, en particular, las secundarias– con el llamado bullying (cuya traducción es “matón” o “abusón”), se conceptúan las agresiones de unos niños y adolescentes contra otros más débiles ante la complicidad del resto de los alumnos, así como la indolencia, impotencia o desidia de profesores, padres y educadores.
Ebrard llamó a erradicar la cultura mediante la cual se tolera, fomenta e, incluso, se premia la violencia. “Nuestro objetivo es lograr que las escuelas estén libres de violencia”, añadió.
    Según Ebrard, la Ciudad de México es la primera donde se mide la violencia familiar y también la primera ciudad del país donde se mide la violencia en particular contra las mujeres, en el transporte público, en el ámbito laboral. “Lamentablemente, vivimos con un consentimiento muy grande a prácticas violentas, particularmente contra el débil, contra el indefenso o contra el o la que no tiene información”, señaló.
    Por ello, agregó, “tenemos que proteger en particular a los niños y a las niñas. Tenemos que evitar que haya inequidad de género, que es una práctica muy generalizada en esta sociedad. Pero más allá de eso, es que nos damos cuenta que cobremos conciencia que estamos hoy en el sistema educativo formando a la sociedad que vamos a tener en los próximos años, donde van a vivir nuestras hijas e hijos; de eso se trata finalmente”.
En el acto, realizado en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, Ebrard llamó a tomar conciencia sobre el problema a fin de atacar sus causas, “porque finalmente es en este sistema educativo donde se forman las niñas y niños para el futuro y es ahí donde la violencia tiene hoy uno de sus crecimientos más acentuados”.
    Aclaró que frecuentemente esa violencia es aprendida, reflejada y trasladada por los niños de sus casas o unidades habitacionales a los colegios, pues es en esos lugares donde hay una serie de valores y prácticas antisociales permitidos, reconocidos, al grado de ser aplaudidos, en particular muchas veces contra las niñas o contra los más débiles.
    Por ello, Ebrard manifestó su apoyo a las propuestas contenidas en este manual, entre ellas la de trabajar sobre la base de tres principios: “uno es la paz positiva fundamentada en condiciones de vidas más justas, cooperación, tolerancia, respeto y confianza mutua.
    “El otro es la no violencia, pero se invita a criticar y actuar contra la injusticia y la afectación a los derechos humanos, y el tercero es el manejo creativo del conflicto, pues la violencia es una reacción destructiva que vulnera todavía más al respeto, la igualdad, la tolerancia y la justicia”, señaló.
    Informó que su gobierno, a través de la Secretaría de Educación, trabaja ya en la atención de este problema en 694 escuelas y con casi 190 mil estudiantes. Dijo que el objetivo es llegar a todos los planteles y ofrecer periódicamente evaluaciones de los resultados, “pues no se trata ya de hacer diagnósticos, sino de soluciones, como de hecho las hay”.
    “Se trata de enfrentar el problema, de superarlo; de no resignarnos a que la injusticia, el maltrato, la violencia, se apoderen de nuestra vida como comunidad. No tenemos por qué permitirlo. Y no es un tema de fuerza; es un tema de trabajo con la comunidad, de principios que queremos socializar. Seguramente tendremos éxito”, puntualizó.
    Por su parte, el secretario de Educación del gobierno del Distrito Federal, Mario Delgado Carrillo, llamó a no asumir la cotidiana y creciente violencia en todos los ámbitos como algo normal, “pues sería lo peor que nos pudiera pasar a todos, en particular a los niños, pues finalmente se trata de formar ciudadanos con dignidad”.
    Pidió a padres, maestros y autoridades estar atentos a los niños que de repente no quieren ir a la escuela o hacer la tarea, se quejan de dolor de estómago o de cabeza y se aíslan, encierran o incomunican, pues pueden ser víctimas de violencia”.
           Además, Delgado solicitó “estar pendientes de los niños agresores, pues si no tienen algún tipo de reacción por parte de los padres, de la autoridad escolar o del maestro, asumen la violencia como una conducta cotidiana y al final del día se tendrá jóvenes y adultos, cuya única manera de resolver un conflicto es mediante la violencia”.

Comentarios