Se baja Navarrete de la contienda por el GDF; aspirantes ofrecen continuidad

miércoles, 11 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Apoyados en los gobiernos que ha tenido el Distrito Federal desde 1997 con Cuauhtémoc Cárdenas, los seis aspirantes a la candidatura de los llamados partidos de izquierda para suceder a Marcelo Ebrard, comparecieron públicamente ante dirigentes partidistas y seguidores este miércoles. Moderado por el periodista Ricardo Rocha, el debate organizado por las dirigencias del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (MC) se efectuó tres días antes de que se realice la encuesta (el sábado 15 y el domingo 16) para definir al candidato de la izquierda al Gobierno del Distrito Federal. El debate inició con 20 minutos de demora; los primeros en arribar al hotel Hilton Alameda fueron el exsecretario de Desarrollo Social, Martí Batres; el exprocurador Miguel Mancera; el exsecretario de Seguridad Pública, Joel Ortega; y el diputado federal Gerardo Fernández Noroña. Al final llegaron tomados del brazo, la presidenta de la Mesa Directiva de la Asamblea Legislativa, Alejandra Barrales, y el senador Carlos Navarrete Ruiz, una de las cabezas de la corriente de Nueva Izquierda, conocida como Los Chuchos. Por la tarde, el senador Carlos Navarrete declinó sus aspiraciones a favor de Alejandra Barrales. Sin admitir cuestionamientos de la prensa, manifestó: “Después de un análisis profundo considero que Alejandra Barrales es la mujer que puede enfrentarse al PRI; mi declinación es lo mejor para la izquierda.” Alejandra Barrales acompañó a Navarrete en la conferencia donde dio a conocer su declinación. Antes, durante el debate, los aspirantes presentaron sus propuestas a los dirigentes nacionales y locales de los partidos que integran la alianza de izquierda: Jesús Zambrano, Dolores Padierna y Manuel Oropeza, del PRD; Alberto Anaya, del PT; y Luis Walton, de MC, así como del coordinador del Diálogo para la Reconstrucción Nacional (DIA), Manuel Camacho Solís, exregente del Distrito Federal. Los seis aspirantes hicieron un reconocimiento a los gobiernos de Cárdenas Solórzano, Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard Casaubón; se autonombraron como “legítimos” hombres y mujer de izquierda; unos apelaron a sus años de militancia (Navarrete, Fernández Noroña y Martí Batres, quien llevó su credencial del PSUM); otros, por su labor en gobiernos del PRD, como Mancera, y por su trabajo sindical, en el caso de Barrales. El exprocurador, quien se presentó como aspirante externo, se reconoció de izquierda también, porque ha utilizado los servicios públicos de la capital (“conozco bien el Metro”) y por ser egresado de escuelas públicas (“desde el kínder hasta la universidad”). Destituido por la muerte de jóvenes en la discoteca News Divine, Joel Ortega, quien fue colaborador de Camacho Solís, recordó su labor como funcionario público en los gabinetes de los tres últimos jefes de Gobierno y como jefe delegacional en Gustavo Madero, apeló a su experiencia como garantía de eficiencia de gobierno y recordó que de él fue la idea de llenar de cámaras de vigilancia la Ciudad de México. Ortega, a quien lo animaron con porras de sus seguidores afuera del salón donde se llevó a cabo el evento, reprochó la iniquidad de la contienda, sobre todo ante la “percepción de que se hayan utilizado recursos públicos para promover la imagen de varios de los precandidatos”. Para el excolaborador de Marcelo Ebrard, la selección de candidato al gobierno capitalino a través de una encuesta, privilegia a quienes “hasta hace poco fueron servidores públicos y que han dejado recientemente sus cargos”. A su juicio, este método provoca una “enorme asimetría que viola el estatuto” del PRD. Fuera de ese señalamiento, los demás aspirantes se enfocaron a leer sus planteamientos, todos muy similares, enfocados principalmente a dar seguimiento a los gobiernos anteriores. Alejandra Barrales trató de leer los 20 puntos de su propuesta de gobierno en las tres oportunidades que tuvo para hablar; argumentó que éstas están “técnicamente probadas” porque las habían elaborado expertos de la ciudad; Miguel Mancera, ofreció fortalecer la seguridad de la Ciudad de México, tema que fue compartido por Joel Ortega. Martí Batres y Fernández Noroña ocuparon buena parte de su discurso en recordar su militancia, en tanto que Carlos Navarrete ofreció a todos los aspirantes un lugar en su equipo de campaña y se dijo dispuesto a colaborar con quien fuera designado candidato de las izquierdas. Al final del encuentro, Jesús Zambrano y Manuel Camacho se dieron por satisfechos por el ejercicio previo a la encuesta. “Ha sido un debate de altura”, Zambrano. “Permitirá que los ciudadanos definan al candidato”, agregó Camacho. De acuerdo con las bases del proceso, todos continuarán con actividades de precampaña hasta la media noche del viernes.

Comentarios