Mancera, virtual candidato de la izquierda al GDF; gana encuestas

jueves, 19 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El exprocurador de Justicia, Miguel Ángel Mancera, se convirtió en el virtual candidato de la izquierda –PRD, PT y Movimiento Ciudadano– para contender por la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, al resultar como el aspirante con mayor aceptación ciudadana y posibilidades de triunfo, de acuerdo con las encuestas encargadas por dichos partidos. El resultado contó con el respaldo de los dirigentes nacionales de los partidos de izquierda –Jesús Zambrano, Alberto Anaya y Luis Walton, del PRD, PT y Movimiento Ciudadano– del coordinador del Diálogo para la Reconstrucción de México (DIA), Manuel Camacho Solís; del coordinador de campaña de Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Monreal, así de tres de cuatro aspirantes que compitieron con él por la candidatura: Gerardo Fernández Noroña, Martí Batres y Joel Ortega. Mancera se comprometió a seguir los ejemplos de las administraciones perredistas precedentes, desde Cuauhtémoc Cárdenas hasta Marcelo Ebrard, e impulsar un gobierno progresista. El exprocurador del Distrito Federal fue el mejor posicionado en los nueve mil cuestionarios realizados por las encuestadoras Covarrubias y Asociados, Nodo, y Buendía y Laredo, ejercicios que fueron supervisados por la empresa Encuesta Aplicada. Los cuestionarios levantados por las consultoras consideraron el conocimiento de los personajes, el posicionamiento ciudadano y partidista, la imagen positiva y negativa, así como su nivel de competitividad a la virtual candidata del PRI, Beatriz Paredes. En cuatro de las cinco preguntas expuestas, Mancera apareció como el mejor ubicado, incluso en la referencia sobre la competitividad frente a la priista. En preferencia entre los ciudadanos, el exprocurador tuvo aceptaciones de 34.47% (Buendía y Laredo), 39.63 (Covarrubias y Asociados) y 42.61% (Nodo), mientras que entre los perredistas los resultados fueron de 31.43; 34.48, y 35.04 puntos porcentuales respectivamente. En cuanto a la competitividad frente a Beatriz Paredes, los resultados registraron ventajas de 17.90 (Buendía); 20.76 (Covarrubias), y 17.16 (Nodo). En cuanto a la auditoría al método, la empresa Estadística Aplicada avaló la metodología y la formulación de los cuestionarios, y concluyó que “no se registró evidencia de sesgos de medición o de obtención de información que hubiera incidido en las respuestas registradas por las casas encuestadoras”. Ataviado con una corbata ligeramente amarilla sobre una camisa blanca y un traje gris Oxford, el exprocurador tuvo un discurso limpio de menciones partidistas, e hizo un reconocimiento a quienes lo acompañaron en la boleta de las encuestas como contendientes, así como aquellos que declinaron sus aspiraciones antes de participar en la encuesta, Mario Delgado, Laura Velázquez, Benito Mirón, Porfirio Muñoz Ledo y Carlos Navarrete –a favor de Alejandra Barrales, el miércoles 11 de enero. En su discurso, Mancera puntualizó que al reconocer el resultado de las encuestas como se comprometieron políticamente los aspirantes al aceptar el método, “se fortalece el ejemplo que dieron Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard a todo el país”, y dijo que será “garante de la unidad del Movimiento Progresista”. En un salón del hotel Marriot, colmado de militantes y medios de comunicación, sonriente y atento de poner su mejor cara ante las cámaras, Miguel Mancera llamó a la unidad de las izquierdas. “Trabajemos juntos para que se hable bien de la estela progresista moderna, con valores democráticos, con inclusión social, con respeto a las minorías, con derechos humanos”, dijo. El exprocurador recurrió a los lemas de los gobiernos de Cuauhtémoc Cárdenas, de López Obrador y de Ebrard Casaubón –Ciudad para todos y todas, Ciudad de la Esperanza y Ciudad de Vanguardia– para anunciar que el suyo, en caso de ganar la contienda constitucional, será el de “Las y los progresistas, de la sociedad civil”. En entrevista posterior, Miguel Mancera reconoció que aún faltaban etapas legales que cumplir, como someterse al consejo estatal electivo y apegarse a los tiempos electorales, para presentar su programa de gobierno. En cuanto a la posición de Alejandra Barrales de reservar su opinión sobre los resultados de las encuestas, Mancera Espinosa expresó su respeto por la decisión de la diputada local y recordó que en el ejercicio de las encuestas “todos los derechos de las personas que participamos están reconocidos”. Reconoció que tuvo contacto con Barrales hoy, previo a la presentación de los resultados, pero se mostró respetuoso de la determinación de la diputada de no asistir al evento. Sobre la posición de Barrales, Manuel Camacho Solís, coordinador del DIA, pidió a los asistentes que se mostraran comprensivos del trance por el que ella pasaba. “Yo la entiendo porque pasé por eso”, justificó. Más tarde, en entrevista con los medios el regente del Distrito Federal en tiempos de Carlos Salinas confió en que la diputada local reconocería al final el triunfo de Mancera en las encuestas, porque “nadie las ha descalificado y su validez ha sido comprobada”. Entre los asistentes al evento estuvo el senador Carlos Navarrete, quien hizo su aparición media hora antes de que llegaran los cuatro aspirantes y los dirigentes de los partidos de izquierda. Navarrete, quien minutos anteriores había estado junto con Alejandra Barrales en su breve presentación en la que puso en duda el resultado de las encuestas, buscó ser entrevistado por medios electrónicos para hacer un llamado a “la unidad de las izquierdas” y reconocer a Miguel Mancera como su candidato.