Atrapan a 25 perros por ataque mortal a cuatro personas en Iztapalapa

lunes, 7 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Una jauría de perros salvajes mató a una madre y su hijo y a dos adolescentes en la reserva ecológica del Cerro de la Estrella, confirmó este lunes la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF). Los ataques fueron en dos días distintos, el primero el pasado 29 de diciembre cuando los perros agredieron a Shumashi Elizabeth Mendoza Caamal y su bebé de ocho meses Cipactli Han Mendoza Caamal. Sus cadáveres con mordidas fueron encontrados en el predio Metlalotziht y Morelos, en la colonia Valle de Luces. El segundo ataque fue el domingo pasado y esta vez las víctimas fueron dos adolescentes de 15 y 16 años identificados solamente como Alejandra y Samuel. Alejandra, incluso llamó alrededor de las 19:30 horas desde su celular a su hermana para decirle que estaba siendo atacada por perros salvajes, pero la llamada se cortó y ya nunca más se comunicó, ni su hermana ni ningún otro familiar pudo comunicarse con ella. Sus cuerpos fueron encontrados en la misma zona, ella con mordeduras en sus piernas y él en su brazo derecho. De acuerdo con la necropsia, las cuatro personas fallecieron de “hemorragia externa consecutiva a lesiones de los paquetes neurovasculares por cánidos”. El doble ataque provocó la movilización de la Brigada Animal de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) que recorrió la zona para intentar localizar a la jauría que causó alarma entre los habitantes del sector. Hasta hoy habían capturado 25 canes, siete machos y 10 hembras, así como ocho cachorros, que utilizaban cuevas y grietas como madrigueras. Las autoridades sugirieron evitar visitas a la zona para prevenir otro incidente. Tras concluir los exámenes de la necropsia, los peritos forenses concluyeron que las heridas que presentaban las cuatro víctimas fueron provocadas por mordedura de perro antes y después de fallecer. “Los dictámenes periciales en criminalística concluyeron que las lesiones que presentaban los cuerpos fueron producidas antemortem y postmortem”; que el lugar del hallazgo corresponde al lugar de los hechos y que fueron atacadas sin poder huir. “La posición en que se encontraron los occisos, es la original y final al momento de ocurrirles la muerte; y en atención a los signos teratológicos se determinó que los decesos ocurrieron en un lapso aproximado no mayor de 12 horas ni menor a ocho horas anteriores a la intervención de los peritos. “El Ministerio Público informó, además, que por el tipo de lesiones presentadas en los cuerpos, los indicios en sus ropas y el lugar de la investigación, se estima que corresponden a las producidas por ataques de algún o algunos animales, muy probablemente del tipo canino (perros)”, añadió la dependencia. Los peritos en química de la PGJDF realizan un rastreo hemático humano en el pelo de los perros capturados, así como un análisis de jugos gástricos a los mismos, con el apoyo de peritos veterinarios para determinar si cometieron los ataques. Según la Procuraduría capitalina, por la gravedad de las heridas de las víctimas, fueron atacadas por 10 o más perros. Los animales asegurados fueron llevados al Centro de Control Canino de Iztapalapa, donde veterinarios calificados les realizan estudios para determinar si padecen alguna enfermedad y conocer su estado general de salud. La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) refirió que el dispositivo para capturar a los perros en el Cerro de Iztapalapa se ha desarrollado con 100 elementos de la Brigada de Vigilancia desde finales de diciembre. Dichas acciones, dijo, se han extendido al predio que aloja al Panteón Civil de San Nicolás Tolentino, y también se replicarán en la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec y el Bosque de San Juan de Aragón.

Comentarios