Instalaciones del CCH seguirán tomadas "por tiempo indefinido"

jueves, 7 de febrero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Las instalaciones de la dirección general del Colegio de Ciencias y Humanidades de la UNAM (CCH), permanecerán tomadas por tiempo indefinido, según dijeron los propios “estudiantes” que, desde el día de ayer, las ocupan a la fuerza. Encapuchados, los jóvenes advirtieron a través de los medios de comunicación que no abandonarán las oficinas del Colegio hasta que las autoridades cumplan sus demandas: detener el proceso de reforma al subsistema de bachillerato; reincorporar a los “compañeros” expulsados del plantel Naucalpan y retirar las denuncias en su contra; así como la destitución inmediata del director Benjamín Barajas. Las autoridades de la Universidad Nacional, que en la mañana presentaron denuncias por estos disturbios y los que le precedieron en el plantel del CCH Naucalpan, emitieron un comunicado para exigir la liberación del edificio; y condenaron la postura de los cerca de 60 manifestantes por considerarla “contraria a los valores universitarios”, como lo son la “tolerancia, el diálogo y el respeto”, además de “poner en riesgo la seguridad” de la universidad. “Soslayaron las invitaciones al diálogo que hicieron las autoridades, cuerpo administrativo, profesores, y los exhortos del personal de vigilancia de esta casa de estudios”, dice el documento. En su comunicado, la UNAM refutó: “No hay razones para intentar vincular los hechos con una actualización del plan y los programas de estudio del CCH, pues se trata de un proceso en el que la Comisión Examinadora continúa su evaluación; hasta el momento, no ha habido modificación alguna”. Sobre el naciente conflicto, el subsecretario de Educación Superior, Fernando Serrano Migallón, manifestó la “preocupación” de la SEP por los actos violentos, pero refrendó el respeto a la autonomía universitaria. “Los mexicanos deseamos que los problemas se resuelvan dentro de las universidades en apego a la autonomía universitaria”.

Comentarios