Incompatibilidad entre rieles y trenes, origen de fallas en la Línea 12

miércoles, 11 de junio de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- Systra, la empresa francesa contratada por el Gobierno del Distrito Federal para realizar un diagnóstico sobre las fallas detectadas en la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), concluyó que el desgaste ondulatorio que presenta obedece a un problema de compatibilidad entre las ruedas y los rieles, porque su fabricación es de origen distinto. "El origen del problema no parece ser un defecto de los materiales (excepto el balasto), sino un problema muy delicado de compatibilidad a nivel de la interfaz riel/rueda donde se tiene un riel que corresponde al estándar Arema (americana) y una rueda fabricada bajo estándares europeos”, señala la empresa en su informe final entregado a la Secretaría de Obras y Servicios. El informe refiere que la interfaz riel/rueda es “delicada” dado que el sistema de vía férrea es por concepción el de un metro, mientras que el material rodante tiene más características de tren suburbano. Finalmente, concluye la empresa, “el problema fue agravado por un sistema de lubricación embarcado en los trenes que presenta deficiencias de funcionamiento". Systra añade en su informe que entre los elementos determinantes para la aparición del desgaste ondulatorio acelerado en la Línea 12 fue el trazado de la vía con curvas inferiores a los 350 metros de radio. También influyó “la velocidad con que se operaron los trenes, la calidad baja del balasto de caliza, el peralte pronunciado y la calidad irregular de la geometría de la vía”. Ante el daño detectado, Systra propone “acciones inmediatas”, entre ellas: sustitución de agujas de los aparatos de vía, esmerilado y desbarbado de aparatos de vía, adecuado engrasado y lubricado de riel, ajuste de contrarrieles, corrección de soldaduras, uniformización de durmientes y cambio de balasto. A mediano plazo sugiere ajuste de peraltes en curvas y rectificación de trazado donde sea posible. Y para mejorar la relación rueda/riel, propone reajustar el ancho de la vía (trocha) y las caras de la rueda, modificar rieles, entre otras acciones. Systra advierte que luego de hacer la revisión de piezas individuales, detectó que los diferentes componentes de la vía (rieles, durmientes, sistema de fijación) responden a las normas internacionales, pero “en los límites de tolerancia”. Desde el mes de marzo, la empresa ICA reportó que el desgaste de las vías de la Línea Dorada fue más rápido de lo normal, debido a que los trenes que operan no son compatibles con los rieles, lo que derivó en una inversión mayor en mantenimiento. Durante el primer año de operación de la línea dorada, ICA-Alstom-Carso prestó los servicios de mantenimiento, como especificaba su contrato, pero tuvo que realizar más trabajo del que tenía previsto originalmente debido al desgaste acelerado de las vías y los trenes, lo que provocó el cierre en 12 de sus 20 estaciones desde el pasado 11 de marzo. Se modificarán curvas 1 y 2: Mancera Luego de que se diera a conocer el informe de Systra, el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, afirmó que en su momento será necesario modificar las curvas uno y dos de la Línea 12. Entrevistado al término de la ceremonia de arranque del programa de uniformes y útiles escolares, explicó que dichos trabajos se realizarán conforme se avance en el reperfilado de vías que actualmente se lleva a cabo. También, dijo, se prevé cambiar tramos de vías, además de reforzar y modificar tramos de peraltes. Asimismo, refirió que de acuerdo con los señalamientos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), el consorcio ICA, ALSTOM y CARSO debe seguir aportando mantenimiento a la línea, por lo que el gobierno ya está en comunicación con estas empresas para afinar detalles. Mancera detalló que, de acuerdo con los estudios, el desgaste ondulatorio será recurrente por lo que habrá que adecuar el mantenimiento a esta condición para evitar mayores afectaciones. Y advirtió que hasta que la compañía Systra certifique que la Línea 12 puede operar con seguridad, se reanudará el servicio en el tramo que se encuentra detenido. “Yo creo que la ciudadanía exige y merece que le entreguemos, cuando se pongan en funcionamiento otra vez, una línea con los máximos niveles de seguridad y hasta que no nos den esa certificación no la vamos a echar a andar”, afirmó. Mancera anunció que para evitar que se vuelvan a repetir casos como este, enviará en breve una iniciativa de Ley a la ALDF para que “nunca más” haya una obra que carezca de un proyecto ejecutivo, y se garantice que se te tengan manuales que prevengan una situación como la que se dio en la Línea 12.

Comentarios