Corrige jefe de la policía a operador de Mancera: no habrá sanciones por uso de Zócalo

jueves, 4 de septiembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El Gobierno del Distrito Federal metió reversa en su decisión de aplicar multas a los más de 250 propietarios de automóviles que el pasado martes usaron la plancha del Zócalo como estacionamiento. Ayer el secretario de Gobierno, Héctor Serrano, excusó a la administración de Miguel Ángel Mancera al decir que el GDF “desconocía” que el Estado Mayor Presidencial daría ese uso a la principal plaza cívica del país. Luego, le pasó la bolita al titular de la Secretaría, Jesús Rodríguez Almeida, quien, dijo, analizaría la aplicación de sanciones a los conductores de esos automóviles. Este jueves, el jefe de la policía corrigió al operador político del gobierno capitalino: “Muy respetable su aseveración (de Serrano), y lo vuelvo a reiterar, no hay ningún reglamento que esté por encima de las leyes federales, locales y de la Constitución”. En declaración a la prensa, el mando policial argumentó que “por jerarquía de leyes”, en este caso el Reglamento de Tránsito Metropolitano no se puede aplicar a los automóviles en los que llegaron la clase política y los invitados especiales de Peña Nieto. “En el sistema jurídico mexicano, existe la Constitución, las leyes federales y secundarias, la Ley Federal de Seguridad Pública, así como el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal, y la Ley de Seguridad Pública del DF, y su respectiva ley orgánica que, en este caso, avalan la actuación de los uniformados en la ciudad capital durante los acontecimientos del pasado 2 de septiembre. Por jerarquía de leyes, no es aplicable el Reglamento de Tránsito Metropolitana”, dijo. Explicó que “lo fundamental en el Estado de Derecho, es la cooperación y coordinación entre gobiernos, fincadas en el respeto a la norma jurídica, por lo que ningún reglamento está por encima de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”. Luego, el titular de la SSP-DF reiteró que por solicitud del gobierno federal le cedió la operación, seguridad y logística de la Plaza de la Constitución. El martes pasado, agregó, la función de la policía capitalina fue de “ser auxiliar en una zona perimetral para evitar desorden público y para generar la condiciones para que el gobierno federal pudiera efectuar el evento bajo su logística, seguridad y operatividad”. Rodríguez Almeida recordó que ese día –cuando las críticas de los ciudadanos y las imágenes del Zócalo como estacionamiento ya inundaban las redes sociales-- el gobierno federal se pronunció al respecto. El vocero del gobierno de la República, Eduardo Sánchez, reconoció en su cuenta de Twitter que fue una “decisión equivocada”, asumió la responsabilidad y dijo que tomaría “medidas al respecto”. Sin embargo, hasta el momento, no ha informado nada sobre el tema. ALDF pide explicación a Presidencia Dos días después de la polémica, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) emitió un extrañamiento a la Presidencia de la República y a la Secretaría de Gobernación por dejar que cientos de automóviles usaran la plancha del Zócalo capitalino como estacionamiento el pasado 2 de septiembre. Durante la Diputación Permanente, el coordinador del Partido Acción Nacional (PAN), Federico Döring, --apoyado por algunos diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y de Movimiento Ciudadano— presentó el punto de acuerdo para solicitar al gobierno federal los nombres y cargos de los funcionarios que permitieron dicha situación. En el documento avalado, los diputados locales exigieron sancionarlos "de manera ejemplar" pues, a su consideración, se violó la Ley sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas. Los diputados locales también pidieron al Gobierno Distrito Federal y la Secretaría de Seguridad Pública capitalina entregarles los videos que captaron las cámaras de seguridad de la zona.

Comentarios