Líder del PRD-DF elude debatir con Agustín Guerrero, afín a Ebrard

viernes, 6 de marzo de 2015
MÉXICO, DF, (apro).- El representante del Movimiento Progresista, Agustín Guerrero, personaje cercano a Marcelo Ebrard y confrontado con el actual dirigente del perredismo en la Ciudad de México, Raúl Flores, acudió a la sede partidista para un debate público sobre su eventual expulsión, pero se quedó solo en el auditorio Heberto Castillo. “El día de ayer Raul Flores se comunicó conmigo disculpándose por no poder asistir. Otro compromiso se lo impedía. Eso dijo. Así que me quedaré con las ganas de saber en qué consisten las calumnias y la denostación que, según él, he hecho del partido”, señaló. “Como exdirigente del partido veo con preocupación que el PRD vive una situación de ‘caída libre’ en las preferencias electorales. Desde septiembre del año pasado, todas las encuestas conocidas así lo indican”, alertó. Esto, dijo, debido al colaboracionismo de los dirigentes del PRD con el gobierno federal. El acercamiento de Miguel Mancera con el presidente Enrique Peña Nieto, que perjudica al PRD. A ellos se suman la incapacidad y la falta de autocrítica ante la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, así como un proceso de selección de candidaturas antidemocrático e ilegal. También resaltó que el PRD no es patrimonio de unos cuantos. “El PRD es patrimonio de todos los ciudadanos que se identifican con él y que nos han apoyado en las buenas y las malas. “Si no se corrige el rumbo, no podemos esperar un buen resultado”, advirtió. Corregir el rumbo, sostuvo Agustín Guerrero, es adoptar una postura de auténtica oposición a Peña Nieto. “Es contrastar. Es diferenciarse. Yo no comparto y no acepto que se diga que somos todos iguales. Sería lamentable que el PRD terminara siendo una nueva versión del talamantismo”, añadió.

Comentarios