Nuevo aeropuerto tendrá conexión con dos líneas del Metro

jueves, 18 de junio de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) deberá incluir la conexión de dos líneas del Metro, la ampliación de la autopista Peñón-Texcoco, el Circuito Exterior Mexiquense y un segundo piso del Viaducto, informó el director corporativo de Infraestructura del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Raúl González. “Estamos analizando con las autoridades para saber cuál es la mejor opción y estamos inclusive viendo dos líneas (del Metro) en el mediano plazo”, dijo en entrevista luego de participar en la Tercera Reunión Anual México Capital Projects; Infrastructure Summit 2015. Una de las opciones, dijo según una nota de CNN, es ampliar la Línea B, que va de Buenavista a Ciudad Azteca. Aclaró que el trazo de las nuevas líneas lo debe definir el Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), pero aseveró: “Es un hecho que el nuevo aeropuerto va a tener Metro”. En la actualidad, la Terminal 1 del aeropuerto capitalino está conectada con la estación Terminal Aérea de la Línea 5, que va de Politécnico a Pantitlán. Además, la línea 4 del Metrobús tiene una ruta específica que sale de Buenavista y llega a las terminales 1 y 2 de la base aérea. Según Raúl González, la complejidad para llegar a la nueva sede aeroportuaria –que deberá comenzar a operar en el año 2020 en Texcoco, según el proyecto del gobierno federal– requiere además la construcción de vialidades, entre ellas, la ampliación de la autopista Peñón-Texcoco que está a cargo de Pinfra, y del Circuito Exterior Mexiquense hecho por la española OHL, así como la construcción del segundo piso del Viaducto. El empresario comentó: “Hay un plan extraordinario que es responsabilidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que ya se inició y que debe de estar concluido en la primera etapa para dar servicio adecuado al aeropuerto en el año 2020”. Federico Patiño, director corporativo de Financiamiento del Grupo Aeroportuario Ciudad de México, informó que aún no se tiene una cifra exacta de la cantidad a invertir para construir estas vialidades pues depende de cada proyecto. Agregó: “Estamos en la planeación de los diversos esquemas”. Otro proyecto de movilidad en torno al NAICM es un tren ligero o rápido, tipo Mexibus, dijo. Sin embargo, comentó que este es un proyecto aún en análisis pues requiere de trabajar lo relacionado con el derecho de vía, entre otros aspectos. Sobre la contratación de las obras de la nueva sede aérea, el director corporativo de Infraestructura del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, Raúl González, afirmó que en los próximos días se anunciará la manera en que se licitará para que los constructores conozcan los proyectos. “Es para que vean cómo vienen, vean si pueden participar solos o tendrán que hacer en alianzas o consorcios, si tienen la capacidad; es indispensable ya presentarlas para las licitaciones que vamos a tener el próximo año”, detalló. A propósito del proyecto ejecutivo del NAICM, dijo que se entregará en diciembre próximo para que en 2016 se lancen las licitaciones. El directivo agregó que el estudio de impacto ambiental ya fue aprobado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Sin embargo, comentó que se deben elaborar 20 programas para cumplir con el resolutivo, entre ellos: el Plan de Restauración Ecológica para mitigar el Impacto Ambiental de la Modificación de la Hidrodinámica de los humedales, el de rescate de flora y fauna.