Escalan medidas anticontingencia: no circulan autos con engomado verde y placas pares

miércoles, 16 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La contingencia ambiental por ozono decretada el pasado lunes en la Ciudad de México continuará este jueves 17 de marzo, luego de que la situación escaló hasta la intervención del presidente Enrique Peña Nieto y destapó la falta de coordinación y de un plan emergente entre el gobierno federal y el de Miguel Ángel Mancera. En su reporte de las 20:00 horas, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) informó que la calidad del aire se mantuvo como “mala”, aunque no rebasó los 150 puntos Imeca. Por ello, determinó continuar en la Fase I de Contingencia, lo que implica que este jueves, de las 05:00 a las 22:00 horas no podrán circular los autos con engomado verde, terminación de placa 1 y 2, incluidos los que tengan hologramas 0 y 00. La autoridad ambiental extendió la medida restrictiva para circular a todos los vehículos con terminación de placa par que tengan hologramas 1 y 2. Con el aviso, se mantiene la gratuidad en el servicio de Metro, Metrobús, RTP y Trolebús. Ayer, alrededor de las 22:00 horas, la CAMe dictó la medida restrictiva para los automóviles con engomado rojo y hologramas 0 y 00. Sin embargo, este miércoles cientos de automovilistas ignoraron la orden y circularon por las principales vialidades de la ciudad. Lo mismo aquellos con placas locales que del Estado de México, Cuernavaca, Hidalgo y Puebla. Ni la policía de tránsito ni personal de la Secretaría de Medio Ambiente los multó ni ordenó su remisión al depósito vehicular como lo ordena el Programa Hoy No Circula. Así se constató en un recorrido por avenidas principales como Periférico, Constituyentes, Observatorio, Revolución, Insurgentes y el Circuito Interior. La razón la explicó Mancera en conferencia: “Hoy dimos la instrucción de que no se sancione a ningún conductor, dado que el boletín de ayer de la propia CAMe salió muy tarde… De hecho, la Secretaría de Seguridad Pública local ordenó a los uniformados a únicamente recomendar a los automovilistas infractores regresar el auto a su casa y usar el transporte público. La instrucción que dimos es: cualquier elemento que multe, va a ser sancionado”. En tanto, el gobierno local mantuvo la gratuidad en los servicios del Sistema de Transporte Colectivo (SCT), Metrobús, RTP y Transportes Eléctricos. Según el mandatario local, la medida aumentó entre un 15% y 18% la afluencia en el Metro. Incluso, calculó que hubo unos 800 mil vehículos menos en circulación. Sacan provecho Por su parte, el sistema de taxi privado Uber aprovechó la contingencia y lanzó la oferta UberPool, consistente en tomar dos viajes y obtener dos más gratuitos, con la idea de compartir el vehículo con pasajeros que vayan en la misma dirección solicitada. La coyuntura también fue aprovechada por los políticos. Minutos antes de las 10 de la mañana, la Dirección General de Comunicación Social del Gobierno de la Ciudad de México difundió fotografías de Mancera Espinosa llegando en un taxi eléctrico a su oficina en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento. La misma acción realizó el titular de la Semarnat, Rafael Pacchiano, cuando subió a su cuenta personal de Twitter fotografías en las que se le ve descender de un taxi ecológico. En el mensaje dijo que ese era su “granito de arena” para contrarrestar la contingencia ambiental. La acción le valió una ola de críticas de los usuarios de esa red social. Más tarde, tras una reunión con el presidente Peña Nieto, el funcionario federal informó que éste le ordenó trabajar en el establecimiento de una “Norma Emergente de Verificación Vehicular”. En tanto, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó que realizó 96 visitas técnicas a empresas obligadas a suspender o reducir actividades por la aplicación de la Fase I de Contingencia Ambiental. No obstante, no reveló los resultados de esas verificaciones. Y se echan la culpa La polémica desatada por la contingencia ambiental comenzó ayer por la mañana, cuando Miguel Ángel Mancera culpó a los municipios del Estado de México que no aplican el programa Hoy No Circula. El gobierno de Eruviel Ávila le respondió al asegurar que las ocho mil toneladas de residuos sólidos que el gobierno capitalino envía a los basureros de la zona conurbada también generan polución. Enseguida canceló la recepción de los desechos. Hoy el jefe de Gobierno respondió que la Secretaría de Obras y Servicios ya busca dónde depositar los desechos. Y de paso, le replicó al gobierno mexiquense que la gratuidad del transporte público en la capital no hacía distinción entre lugar donde habitan sus usuarios. Este episodio de dimes y diretes es el segundo en lo que va de este mes que protagonizan ambos gobiernos para exculparse de problemas metropolitanos. El primero fue la semana pasada, cuando Mancera y Ávila se contrapuntearon por la falta de recursos para el proyecto de ampliación de la Línea 1 del Sistema de Transporte Colectivo Metro. Tras la guerra de declaraciones, ayer por la noche el presidente Peña Nieto instruyó a la Semarnat a convocar a la CAMe y definir “medidas más estrictas para mejorar la calidad del aire y proteger la salud de más de 20 millones de mexicanos”. La mañana de este miércoles Mancera Espinosa informó que se reunió con el secretario Rafael Pacchiano y le solicitó aplicar una medida emergente y más estricta de verificación en todas las entidades que componen la Megalópolis. También le demandó, dijo, instalar el monitoreo de las partículas dañinas no sólo en la capital, sino en todas las zonas contaminadas de la región.  

Comentarios