Elías Azar niega irse confrontado con Mancera y dejar en el TSJ un tiradero

lunes, 27 de marzo de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de esta ciudad (TSJ), Edgar Elías Azar, habló hoy de su renuncia y rechazó que se vaya confrontado con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y, más aún, que haya dejado un tiradero en el tribunal. En clara alusión al texto publicado por el semanario Proceso en su edición 2108), el jurista guerrerense que espera la aprobación del Senado para irse de embajador a los Países Bajos, después de ejercer tres periodos al frente del TSJ, comentó que “no me voy a la mitad ni dejó nada tirado, me voy porque concluí todo lo que estaba a medio hacer”. Añadió: “Mi único fracaso fue no haber logrado la independencia del Poder Judicial”. Entrevistado luego de entregar de certificados a mediadores privados, Elías Azar subrayó que el sistema oral está implementado en todas las áreas del órgano judicial y que no existe ruptura con ningún personaje de la vida pública, incluido Mancera. “Terminé íntegramente  mis proyectos, el único que en el que fracasé en todo lo que tenía que hacer fue en el tema de la independencia judicial, hoy nuestro Tribunal no es independiente como no lo es ningún Tribunal del país (¿hubo alguna ruptura con Miguel Ángel Mancera?)…dejo claro, ninguna, Mancera es una gente a la que yo le debo, el Tribunal le debe y todo el sistema de justicia en la ciudad México le debe, Miguel Ángel Mancera es mi amigo y yo soy amigo de él”, puntualizó. Añadió que la controversia constitucional que el Pleno de Magistrados presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra de los artículos 35 y 37 de la nueva Constitución capitalina, no debe ser motivo de enemistad con nadie, pese a la inconformidad del cuerpo colegiado del Poder Judicial. “No se sintieron a gusto con esa conformación, porque es cierto hay una clara intromisión del futuro Congreso de la ciudad en la vida del Tribunal; el hecho de que hayamos impugnado dos artículos se tiene que entender que es por mejorar el instrumento, no por pelear, ni por distanciarme con el jefe de gobierno ni él está distanciado conmigo”, sostuvo. En la edición que empezó a circular esta semana, el semanario Proceso publicó un texto en el que se apunta que la renuncia de Edgar Elías estuvo precedida de dos encontronazos que tuvo con Mancera, el primero por la imposición que este último hizo en febrero pasado de siete magistrados sin carrera judicial y, el segundo, por la controversia presentada en la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra la Constitución Política de la Ciudad de México. Otro hecho que peso en su renuncia es el enorme déficit que arrastra el TSJ, cuyo monto asciende, dicho por él mismo, a 3 mil millones de pesos. Aunque Elías Azar negó también que pretendiera eternizarse en la presidencia del TSJ, omitió comentar que influyó determinantemente para que el magistrado Álvaro Augusto Pérez Juárez continúe con su legado, como se prevé desde ahora, luego de que su oponente, el magistrado Lázaro Tenorio declinó continuar en la contienda. La sucesión en el TSJ se definirá el próximo jueves 30.

Comentarios