Sin resultado oficial, Sheinbaum se asume como candidata de Morena a la CDMX: 'No vamos a defraudar”, dice

jueves, 24 de agosto de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A falta de resultados oficiales, dos de los cuatro aspirantes a la candidatura de Morena para gobernar la Ciudad de México en el 2018 dieron por ganadora de la encuesta interna a la jefa delegacional en Tlalpan, Claudia Sheinbaum Pardo. “Lo asumo con orgullo, responsabilidad y agradecimiento. No vamos a defraudar. Mi reconocimiento a Martí, Ricardo y Mario. Son compañeros a los que admiro y me siento honrada de caminar siempre junto a ellos”, confirmó la delegada en su cuenta de Twitter. Sin embargo, hasta el cierre de esta edición, los resultados no habían sido oficializados por Morena, pues todavía falta que el Comité de Elecciones del partido, instancia facultada para revelar los resultados de la encuesta interna, difunda el dictamen. Desde las 16 horas de este jueves, en el hotel Benidorm de la colonia Roma se vivió una jornada intensa de especulación ante la falta de una notificación formal del partido que dirige Andrés Manuel López Obrador sobre los resultados de la encuesta abierta aplicada el fin de semana pasado. Cuando la prensa se aglutinó afuera del inmueble, los cuatro contendientes: Martí Batres, Mario Delgado, Ricardo Monreal y Claudia Sheinbaum ya estaban concentrados en uno de sus salones. A las 19 horas, el exgobernador de Zacatecas aún no había perdido la sonrisa. Mantenía la esperanza. Sin embargo, frente a cámaras y micrófonos señaló que la encuesta interna fue “la batalla más difícil de toda su vida”. Y sin hacer referencia directa alguna, dijo que en la decisión morenista había pesado más “la nomenclatura”. “Voy a honrar mi palabra y aceptaré el resultado, pero casi estoy seguro de que no va a ser fácil para mí… Aceptaré los resultados. Si son negativos, no me voy a ir de Morena, me voy a mantener, pero sí voy a pensar en un receso”, comentó. Después de que abandonó el lobby del hotel, el ambiente de zozobra se mantuvo por casi dos horas. Finalmente, las puertas del elevador se abrieron y Claudia Sheinbaum Pardo, jefa delegacional de Tlalpan, apareció. La felicidad en su rostro era evidente. En vano declaró a la prensa “estar contenta con los resultados”, pero se negó a detallar más. En su primera declaración, dijo que no estaba autorizada para dar a conocer los resultados. “Va a haber una información oficial. Y la vamos a esperar yo soy muy institucional y no estoy facultada para decirlo”. Recia a dar más detalles, hizo un llamado a los militantes del partido a pelear por el proyecto de ciudad y subrayó que Morena había salido invicto. Tras ella, apareció otro de los candidatos, Mario Delgado, quien también se negó a dar a conocer los resultados de manera directa, pero ante la insistencia de la prensa dijo: “Sólo les voy a dar una pista: es mujer”. El senador insistió en que fue un “proceso imparcial, muy transparente. Nos dieron todos los detalles de la encuesta. Hay una valoración conjunta”. De la metodología, refirió que se trató de una serie de preguntas que se hicieron a unas mil 400 personas. “Se midió la percepción de la gente de honestidad y conocimientos del candidato, si lo reconoce la gente, la identidad partidista”, explicó. A las 19:49 horas, Martí Batres, presidente de Morena en la capital, fue el primero en difundir los resultados. En su cuenta de Twitter escribió: “La información que nos han dado: el más conocido @martibatres y la mayor preferencia @Claudiashein. CS primer lugar; MB segundo; RMA tercero”. Siete minutos después –a las 19:56 horas– el exsecretario de Finanzas local, Mario Delgado, hizo lo propio por la misma vía: “Ya tenemos resultados de la persona mejor posicionada para coordinar los trabajos de #Morena en la #CDMX. ¡Felicidades @Claudiashein !” Y ya con esas afirmaciones, no hizo falta la de Monreal Ávila, quien no comentó nada en su perfil. A las 19:58 horas, Claudia Sheinbaum escribió en su red social: “Asumo con orgullo, responsabilidad y agradecimiento. ¡No vamos a defraudar!”. En su perfil de Facebook fue más explícita: “El presidente estatal de Morena mi compañero Martí Batres ha dado a conocer a través de un tuit que la encuesta elaborada por un grupo de profesionales de Morena para seleccionar al coordinador de organización de Morena en la Ciudad de México me ha favorecido. “Lo asumo con orgullo, responsabilidad y agradecimiento. No vamos a defraudar. Mi reconocimiento a Martí, Ricardo y Mario. Son compañeros a los que admiro y me siento honrada de caminar siempre junto a ellos”. ¿Quién es Claudia Sheinbaum Pardo? De 55 años de edad, Claudia Sheinbaum Pardo nació en la Ciudad de México. Es licenciada en Física, maestra y doctora en Ingeniería Energética por la UNAM. Respetada por la comunidad científica, hizo su doctorado en el Lawrence Berkeley Laboratory. También participó como investigadora en el Colegio de México y la Fundación Rockefeller. Es integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SIN), de la Academia Mexicana de Ciencias y del Instituto de Ingeniería de la UNAM. Ha recibido diversos premios de la academia científica, así como de reconocimientos internacionales por sus estudios sobre energía y medio ambiente. Es autora de diversas publicaciones científicas de corte internacional. Ha trabajado al lado de Mario Molina, Premio Nobel de Química, y es autora del reporte del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de Naciones Unidas. Además de sobresalir en la academia, comenzó a involucrarse en los movimientos sociales desde su paso por el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) y luego en la Facultad de Ciencias de la UNAM, al participar como fundadora e integrante del Consejo Estudiantil Universitario (CEU) entre 1986 y 1987, por la defensa de la universidad pública. Fue en esa época cuando conoció a Carlos Imaz, con quien más tarde se casó, aunque –según declaró recientemente a la prensa–, se separó de él “de común acuerdo” el año pasado. Imaz Gispert es recordado en el mundo de la política porque en 2004 –cuando era delegado en Tlalpan–, fue protagonista de los llamados “videoescándalos” por haber recibido fuertes cantidades de dinero de Carlos Ahumada, empresario argentino y contratista del gobierno capitalino para fines electorales. Por ese hecho, pidió licencia para separarse del cargo y fue sometido a un proceso penal, aunque no pisó la cárcel. Sheinbaum Pardo ingresó al servicio público en el 2000, cuando el recién nombrado jefe de gobierno –y entonces militante del PRD–, Andrés Manuel López Obrador, la incorporó en su gabinete como secretaria de Medio Ambiente (Sedema). Desde entonces se le identifica como una de las fieles seguidoras del tabasqueño. Desde esa posición, llevó los trabajos de la construcción del Segundo Piso del Periférico –de San Jerónimo a San Antonio– y de la Línea 1 del Metrobús, de Doctor Gálvez a Indios Verdes. En mayo de 2006 renunció al cargo para integrarse como vocera de la campaña presidencial de López Obrador. Tras los resultados adversos, encabezó con otras mujeres el llamado movimiento de “Las Adelitas” y se integró al llamado “gobierno legítimo”. En 2008 coordinó el Movimiento en Defensa del Petróleo. Para 2012 volvió a participar activamente en la campaña presidencial de López Obrador quien dijo que, de ganar, la nombraría titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales (Semarnat). Pero con la derrota por segunda vez, renunció al PRD y siguió los pasos obradoristas para fundar Morena, donde resultó electa como consejera nacional. En el 2015, Claudia Sheinbaum fue parte de la sorpresa que dio Morena al arrasar con los resultados de las elecciones y arrancarle al PRD una de las cinco jefaturas delegacionales que gobernaba desde 1997. Desde la jefatura delegacional en Tlalpan, ha sido criticada por no resolver el eterno problema de la falta de agua potable en ciertas zonas altas de la demarcación. También se le ha cuestionado la falta de resultados en torno a la seguridad de los habitantes. Hace dos semanas pidió directamente ayuda al jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera para incrementar los operativos de vigilancia debido a los altos índices de venta de droga, asaltos, violaciones sexuales –con casos conocidos, por ejemplo, en los alrededores del Bosque de Tlalpan–, homicidios, secuestros, extorsiones y cobro de piso, particularmente en la zona del Ajusco. En diciembre de 2016, tras ganar un juicio su gobierno demolió la casa que el actual diputado federal del PRD, Carlos Hernández Mirón, mandó construir de manera irregular en suelo de conservación del Ajusco, cuando era director de Desarrollo Social en la administración de su padre político, Higinio Chávez, como lo documentó Proceso (edición 2072). En abril pasado, cuando se empezaba a calentar el ambiente político por las elecciones para la jefatura de gobierno, el PRD en la Asamblea Legislativa local (ALDF) pidió su destitución bajo el argumento de que cobra en tres dependencias: el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), la UNAM y la jefatura delegacional en Tlalpan. No obstante, la funcionaria presentó documentación oficial que echó abajo la intención perredista. (Con información de Sara Pantoja)

Comentarios