Hace un año desalojaban la casa de su abuelo, dañada por el 19S; hoy se la entregaron nueva

martes, 25 de diciembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Hace un año, justo por estas fechas, la familia de don Marcos Cruz Pérez estaba en el proceso de sacar muebles, ropa y demás pertenencias de su casa en el pueblo de San Luis Tlaxialtemalco, Xochimilco, que resultó gravemente dañada por el sismo del 19 de septiembre de 2017 y debía ser demolida. Nacido dentro de esas cuatro paredes, tenía 93 años y estaba enfermo de cáncer. Sus últimos días de vida los pasó incrédulo de que un día presenciaría el momento de la entrega del inmueble. Esta mañana fue su nieto, Alan Ortega, quien recibió la constancia de manos de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, y de un representante de la Fundación Carlos Slim. Ubicada en Cuauhtémoc 13, la de don Marcos fue una de las 10 casas nuevas que la nueva administración entregó en la alcaldía Xochimilco que “fue olvidada” por el gobierno pasado, según dijo la funcionaria. Tres fueron en el pueblo de San Gregorio y siete en San Luis. De acuerdo con las autoridades, en esa demarcación mil 300 viviendas tuvieron afectaciones por el temblor.   [caption id="attachment_565228" align="alignnone" width="1024"]Foto: Sara Pantoja Foto: Sara Pantoja[/caption] Lo cierto es que después de aquel sismo que quebró las paredes de la casa y la dejó inhabitable, las hijas de don Marcos supieron que Directores Responsables de Obra (DRO) estaban haciendo censos de las casas dañadas y lograron llevar a uno a la suya.  “Nos dijo que la casa tenía que deshabitarse lo más pronto posible”, cuenta a apro el joven de 18 años. La familia tuvo que organizarse para ver en dónde se quedaría don Marcos y qué harían con sus pertenencias y decidieron rentar en otro lugar. “Nos fuimos a otro lado sin cosas, solo con lo básico”. Pero el aviso falta fue en Navidad del 2017. “Nos dijeron que debíamos sacar nuestras cosas porque iban a empezar a trabajar. Fue muy duro. Porque, de por sí, mi abuelo ya había tenido una recaída” por el sismo y luego, al que salir de su casa donde vivió toda su vida.   En consenso, prefirieron que no viera cuando inició el proceso de demolición.   “Él tenía la ilusión de volver a ver su casa terminada, pero desafortunadamente, falleció el 21 de febrero pasado”, cuenta Alan. Del dolor, la familia de don Marcos pasó a la esperanza cuando observó que personal de la Fundación Carlos Slim comenzó a trabajar, con la plancha de concreto. No obstante, el periodo de elecciones detuvo el proceso. Fue hasta octubre, en el periodo de transición, cuando se puso la primera piedra. Y mientras los obreros levantaban las bardas día y noche, la familia de don Marcos se tuvo que poner al corriente en los pagos de servicios como agua y predial, pues era un requisito indispensable para recibir su casa nueva.  Calcula que pagaron más de 30 mil pesos a la Tesorería del gobierno capitalino, pero fue lo único, pues la fundación del magnate empresarial se encargó por completo de la construcción.      “El gobierno de la Ciudad de México y la Fundación Carlos Slim, hacen entrega de su vivienda nueva, luego que por el sismo del 19 de septiembre del 2017 su anterior vivienda resultó dañada”, dice la constancia firmada por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum; el comisionado para la Reconstrucción, César Cravioto; y René Cruz, ingeniero de la Fundación [video width="848" height="480" mp4="https://cdn.proceso.com.mx/media/2018/12/WhatsApp-Video-2018-12-24-at-4.38.29-PM.mp4"][/video] Con sus propios recursos   Al acto de entrega de esas casas acudió la señora Rosa Nieto Cruz, a ver si alguna autoridad podía atender su caso. Y es que, con el sismo, las paredes de su casa se debilitaron. La habitación donde duermen sus padres, enfermos y en silla de ruedas, quedó frágil. Como las acciones del gobierno central tardaron en llegar a San Luis Tlaxialtemalco, Rosa no quiso esperar a ver si le brindaban ayuda. Pidió préstamos con sus hermanos y se gastó sus ahorros para pagarle a los trabajadores que demolieron el inmueble y sacaron el cascajo; luego, para comprar el material y empezar a reforzar la casa. En un cálculo rápido, dice que se ha gastado alrededor de 200 mil pesos.  “Cuando vinieron a censar las casas, me dijeron que ya no me podían ayudar porque me adelanté a arreglarla con mis recursos y que ya no había presupuesto para mí”, asegura. Ahora, Rosa quiere ver si con la nueva administración puede entrar en algún programa de la Comisión para la Reconstrucción que pueda reintegrarle algo de lo que ella sacó de su bolsillo para salvar la casa de sus padres. “Slim aportó todo”  En entrevista, Claudia Sheinbaum explicó que la Fundación Carlos Slim aportó “prácticamente todo el recurso; nosotros estamos dando seguimiento… Ellos en el momento que nos reunimos con el ingeniero Slim, con el equipo de su fundación, él nos dijo que todavía tenía recursos la Fundación Slim de lo que se donó durante aquella época y que estaba en la mejor disposición para atender”. Según la funcionaria, apenas ganó la elección, habló con el dueño de Grupo Carso y poco después se firmó un convenio para que la iniciativa atienda “de manera integral” a los cinco pueblos de Xochimilco. Las casas fueron validadas como “seguras” por el Instituto de Seguridad de las Construcciones La nueva administración, dijo, pondrá énfasis especial en la reconstrucción en las alcaldías Xochimilco, Tláhuac e Iztapalapa que fueron “olvidadas” por su antecesor Miguel Ángel Mancera. En cambio, aseguró que para si gobierno la vivienda “es un derecho, no es para dar créditos. Aquí vamos a seguir para ayudarlos nosotros… No hay nada que dé más gusto que cumplir sueños. Nosotros no llegamos al gobierno para hacer negocio o para beneficio personal”.  En el caso de Iztapalapa, dijo que en algunas zonas reciben ayuda de la Fundación ProVivah, mientras que en Tláhuac sí aplicarán totalmente recursos públicos. La jefa de gobierno se comprometió a que en estas alcaldías el apoyo no será solo de viviendas, dio de “trabajo integral” incluyendo el rescate de las chinampas, repavimentación y reforestación. En el acto, Sheinbaum Pardo inauguró una planta de tratamiento. Más tarde, hizo la entrega simbólica de otras casas a damnificados de la colonia Santa Martha Acatitla, Iztapalapa.

Comentarios