La Secretaría de Finanzas sólo podrá usar 72% de los recursos para la reconstrucción de la CDMX

jueves, 19 de abril de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Sólo 72% del total de los recursos que la Asamblea Legislativa capitalina (ALDF) aprobó para acciones encaminadas a la reconstrucción podrá ser utilizado por la Secretaría de Finanzas local, reconoció su titular, Edgar Amador Zamora, ante el colectivo Damnificados Unidos de la Ciudad de México. En el primer encuentro que tuvieron familias afectadas de al menos 300 predios con el funcionario, éste aseguró que, de los ocho mil 772 millones establecidos en el Presupuesto de Egresos de la Ciudad de México para el ejercicio fiscal 2018, solamente seis mil 850 son recursos netos y podrán ser repartidos para fines de la reconstrucción. Según explicó, los mil millones 18 mil pesos que se establecen en la fracción III del Artículo 14 del Presupuesto de Egresos –para la creación del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS)–, deben ser asignados por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) del gobierno federal, a cargo de Luis Miranda. Además, otros 898 millones 74 mil 939 pesos, signados en la fracción IV, son para que las 16 delegaciones, a su vez, los administren. La reunión fue pactada luego de que los damnificados bloquearon la avenida Chapultepec, a la altura de Doctor Rafael Lucio, donde se ubica la Secretaría de Finanzas, ante la negativa de su titular a recibirlos. Ya frente a ellos, Amador Zamora justificó que la distribución de los recursos era algo “que no se puede cambiar”, pues así fue aprobado por los legisladores locales. Como en todas sus movilizaciones, durante el encuentro los damnificados reprocharon al funcionario que, a siete meses del sismo, las autoridades se muestran reticentes a recibirlos. Criticaron el uso de un mecanismo de discriminación para el apoyo a los afectados, así como la promoción de créditos como principal ayuda. “Parece como si la movilización es la única vía para que nos atiendan. No estamos dispuestos a convertirnos en deudores. No es culpa de usted, pero es su responsabilidad responder ante estos eventos”, dijo Israel Ballesteros, vecino del Multifamiliar Tlalpan. El titular de Finanzas respondió: “Como dices, lo que ocurrió no es una responsabilidad ni de ustedes ni de los funcionarios del gobierno, sino fue una causa de fuerza mayor”. Luego les dijo que, si bien a ellos “nos les gusta” el tema de créditos, existían otros ciudadanos a los que sí “les acomodaba”. Amador Zamora refirió que de los tres mil millones de pesos que se activaron del Fondo de Contingencias de la Ciudad de México, ya se gastaron dos mil 600, tan sólo el año pasado. Ese dinero, comentó, fue destinado principalmente a la Secretaria de Finanzas para el proyecto de créditos; a la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) para la demolición y reparación de inmuebles y a la Agencia de Gestión Urbana (AGU), para atender los temas más urgentes de la infraestructura de ciudad. Además, 10% fue para el Instituto de Vivienda del Distrito Federal (Invi), entre apoyo para renta y créditos para mejoramiento y reconstrucción. Igual porcentaje fue destinado al Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) para solventar los gastos de los 11 días después del sismo, cuando el servicio fue gratuito. Al final, Edgar Amador mencionó recursos destinados a “algunas delegaciones” donde presuntamente se tuvieron que solventar emergencias. La reunión concluyó cerca del mediodía y, aún con el intercambio de opiniones, no se logró la petición inicial de los damnificados: establecer una mesa de diálogo permanente entre ellos y la Secretaría de Finanzas para participar en la asignación de los recursos que quedan para la reconstrucción. Frustración y marchas En entrevista con Apro, Francia Gutiérrez, damnificada del Multifamiliar Tlalpan, criticó que los afectados se iban “con muy mal sabor de boca y bastante frustración”. La ciudadana lamentó que no se logró la mesa permanente con las autoridades y repudió el recibimiento que tuvieron del funcionario. Incluso, comentó que, al principio, la dependencia sólo mostró apertura para dialogar con una comisión de 10 representantes. “Ya sabían que veíamos para allá y ni siquiera nos esperaron con una mesa para discutir propuestas serias. Eso es inconcebible, que a los siete meses estemos buscando respuesta y que la única forma se bloqueando las calles. Además, ya existía un acuerdo con el Comisionado para la Reconstrucción para hablar con Finanzas”, detalló Gutiérrez. Los acuerdos que ambas partes lograron tras la mesa fueron los siguientes: un encuentro para el martes 24 de abril, elaboración de mecanismos de condonación para el impuesto predial de los afectados, la entrega de un informe de la Secretaría de Finanzas sobre sus acciones para incrementar los recursos federales y locales, así como un informe de la gestión de las donaciones nacionales e internacionales, entre otros. Además del mitin del movimiento Damnificados Unidos de la Ciudad de México, este jueves, integrantes de la Coordinadora Democrática de la Ciudad de México marcharon desde el Hemiciclo a Juárez hasta el Zócalo capitalino para repudiar la falta de respuesta federal y local a siete meses del sismo del 19 de septiembre. También se manifestaron los propietarios de un inmueble ubicado en Calzada de Tlalpan 550, colonia Moderna, delegación Benito Juárez, para exigir apoyos para la reconstrucción. Por la tarde, llegó a la capital mexicana la caravana “Los Olvidados”, integrada por damnificados de Oaxaca, Puebla y la Ciudad de México, quienes denunciaron la falta de atención federal a los damnificados.

Comentarios